Importante victoria de los Thunder en San Antonio


Los Thunder han ratificado su excelente estado de forma al imponerse (103-109) a los Spurs después de una gran segunda mitad en la que superaron holgadamente al rival. Este triunfo, cuarto consecutivo y octavo en los últimos nueve partidos, supone, además, el primero de los Thunder en San Antonio desde el 25 de diciembre de 2014.

Shai Gilgeous-Alexander volvió a llamar a las puertas del All-Star Game y el Most Improved Player con una gran actuación que ascendió hasta los 25 puntos. Su producción estuvo nueva y fielmente apoyada por Chris Paul (16 puntos) y un Dennis Schröder (19 puntos) al alza que reclama también un lugar entre los candidatos al Mejor Sexto Hombre.

Los Spurs construyeron una ventaja próxima a los diez puntos en la primera mitad a merced de sus dos estrellas. DeMar DeRozan fue el máximo anotador del encuentro con 30 tantos y LaMarcus Aldridge añadió otro doble-doble (22 puntos y 11 rebotes) a su cuenta personal. Sin embargo, el aporte del resto del quinteto inicial fue ínfimo (15 puntos) y tan solo Lonnie Walker IV (16 puntos) alcanzaría los dobles dígitos desde el banquillo. Sin más alternativas por parte de su rival, los Thunder tomaron el control definitivo del partido al principio del último gracias a un parcial de 9-2 y nunca más perdieron el liderato.

Popovich: “Nos faltó agresividad”

La imperturbable administración de la renta obtenida por los Thunder se puede explicar con el siguiente dato: los de Billy Donovan tan solo cometieron cuatro pérdidas de balón y rozaron el 50% en tiros de campo. Gregg Popovich, entrenador de los Spurs, achacó la derrota a la falta de agresividad de sus pupilos, tal y como recogen unas palabras del periodista del San Antonio Express News Tom Orsborn.

“No movimos bien la pelota. Hemos hablado mucho sobre ello. Realmente no atacamos. Ellos atacaron mejor que nosotros, principalmente en la pintura, donde encontraron siempre a alguien”, explicó el técnico. En efecto, los Spurs ocupan el noveno puesto en puntos recibidos en la pintura y ante Oklahoma City recibieron 52 tantos, tres más que el promedio de la temporada.

Tras esta derrota, los Spurs (14-19) continúan en la octava posición del Oeste, aprovechando el reciente bache de resultados de los Blazers (14-21). Ahora, los de Texas afrontarán tres exigentes duelos ante dos de las grandes potencias del Este: dos duelos consecutivos ante Milwaukee y otro contra los Celtics.

(Fotografía de portada de Ronald Martinez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.