Indiana logra un triunfo marcado por la dura lesión de Cannady


Está difícil, pero no imposible. Indiana logró anoche s tercer triunfo consecutivo dando cuenta de los Magic por 112-131. Fue un triunfo sencillo, cierto, pero uno que les vale para mantenerse en la pelea por alcanzar la sexta plaza, la cual parece que nadie quiere agarrar en la Conferencia Este.

Los chicos de Nate Bjorkgren no quisieron dar lugar a sorpresas en su visita a Florida y, pese a un primer tiempo por momentos igualado, dejaron el encuentro prácticamente cerrado a la conclusión del tercer cuarto (vencían por 23 puntos). Gran parte de culpa de lo vivido sobre el parqué la tuvieron Malcolm Brogdon con 24 puntos y 9 asistencias, así como Justin Holiday, quien se fue hasta los 20 puntos con un 6 de 8 en triples desde el banquillo. El triunfo permite a los de Indianapolis quedarse a solo dos partidos y medio de Boston Celtics, equipo que ocupa la sexta plaza de la Conferencia Este.

“Todos están al tanto de la clasificación y de que hay tantos equipos agrupados. Cada partido es importante y no importa contra quién juegues porque todos los oponentes son buenos. Nuestros muchachos solo quieren seguir jugando de la forma en que lo estamos haciendo: moviendo el balón y peleando como locos en el lado defensivo”, comenta Nate Bjorkgren, head coach de los Pacers.

Cannady y su grave lesión

Más allá del desarrollo del partido, este estuvo marcado por la dura lesión que sufrió el novato Devin Cannady. Al querer cerrar una penetración de Edmond Summer cayó mal y sufrió una fractura abierta en su tobillo derecho. Su compañero en los Magic, Mo Bamba, vio la lesión y rápidamente se quitó la camiseta para cubrir la articulación.

“Es repugnante. En primer lugar se trata de un buen tipo que ha trabajado duro para mejorar. Es repugnante verlo caer de esa manera. Nuestras oraciones están con él”, comenta Tyrone Corbin, quien está a cargo del equipo tras el positivo de Steve Clifford.

Tras ver a su compañero caer lesionado de tal manera en el primer cuarto, Orlando continuó jugando sin que pudiesen competir por el triunfo en los últimos minutos. El máximo anotador fue Dwayne Bacon con 20 puntos. Wendell Carter Jr. logró un doble-doble de 10 puntos y 13 rebotes.

(Fotografía de Andy Lyons/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.