Inesperados apuros de Boston en Phoenix


32-13. Ese era el resultado que reflejaba el marcador del Talking Stick Resort Arena al finalizar el primer cuarto entre Phoenix y Boston. La diferencia llegó a ser de 22 puntos favorable a los Suns, pero finalmente la lógica se impuso y tras una prórroga los Celtics se marcharon de Arizona con la victoria por 109 a 116.

Le costó a Boston. No solo esos 22 puntos de diferencia comentados, sino que a falta de 3:31 los Celtics iban perdiendo por 14 tantos, así que esta victoria puede considerarse una machada por lo mal que jugaron durante gran parte de la noche, especialmente durante un horrible primer cuarto en el que solo encestaron 4 canastas.

El gran responsable del resultado fue Kyrie Irving, quien ejerció como líder anotando 39 puntos en total —tope de la temporada para él—, 18 de ellos en el último cuarto y los 6 primeros en el tiempo extra. De hecho Irving fue el único titular que anotó una canasta durante la primera parte.

También fue Irving quien en el último minuto metió un triple y robó un balón para dejar a Boston cerca del milagro y también quien repartió la asistencia perfecta para que Marcus Morris, ex de Phoenix, mandase el partido a la prórroga ante el delirio de unos e incredulidad de otros.

Morris logró 17 tantos, los mismos que Jaylen Brown, mientras que Terry Rozier alcanzó los 10 puntos. Esos tres jugadores e Irving fueron los únicos que llegaron a dobles dígitos en anotación por parte de Boston. Jugadores como Jayson Tatum (1 de 7 en tiros) o Aron Barnes (1 de 6) tuvieron una noche errática y así quedó mostrado en las estadísticas de tiro de Boston: un pobre 40,2% de acierto.

Desde la campaña 2013-14 fue la segunda victoria de Boston fuera de casa tras ir perdiendo por 20 puntos o más de acuerdo a ESPN Stats. Los Celtics tienen una marca de 2-33 cuando se hunden 20 abajo fuera de casa en la era Brad Stevens.

Inexperiencia de los Suns

“Ha sido una gran victoria”, comentó Jaylen Brown. “Me ha recordado un poco al año pasado, cuando algunas victorias fueron de este tipo porque nunca se nos puede descartar ya que nunca nos rendimos. Está bien ver lo mismo de esta unidad, del equipo de este año”.

Por mucho que luchasen los Celtics lo cierto es que a Phoenix se le escapó un partido que tuvo ganado en muchas fases del encuentro. La inexperiencia del equipo y su falta de saber en hacer en defensa cuando más falta hacía, propició su hundimiento para así empeorar su balance: 2 victorias y 9 derrotas.

Devin Booker fue el máximo anotador de los locales con 38 puntos y T.J. Warren firmó unos nada despreciables 29 tantos. El novato Deandre Ayton disputó 38 minutos en los que sumó 14 puntos, 10 rebotes y 1 tapón.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.