Irving deja sin regalo a los Warriors


Partidazo el que hemos visto en The Q. La primera final de la temporada, porque no se puede definir de otra forma, se la llevaron unos Cavaliers que jamás se rindieron pese a verse casi todo el partido por detrás, y que tuvieron en Kyrie Irving, ese que dejó sin habla a Oakland en el séptimo partido de las pasadas Finales, al hombre que terminó por arruinar la Navidad a Golden State con 14 de sus 25 puntos en el último cuarto. Al final, 109-108 para Cleveland en un choque plagado de jugadas espectaculares.

Partido especial

Tensión, nervios, protestas… el inicio del encuentro en Ohio dejó claro que pese a que la temporada tiene 82 partidos, para estos equipos hay dos que lo son todo. Especialmente crispado comenzó Draymond Green, que con más o menos razón, se llevó una técnica tras cometer dos personales casi consecutivas. Mientras, los errores en ambos bandos se sucedían salvo por un nombre propio. Kevin Durant, tachado de ‘cobarde’ desde su decisión de marchar a California, demostró desde primera hora que no ha llegado a la bahía para pasearse al Sol. ‘Durantula’, que acabaría su exhibición con 36 puntos y 15 rebotes, hizo 12 de los primeros 18 de los suyos.

A quienes les costó algo más arrancar fue a LeBron James y Stephen Curry (este no llegó a hacerlo). Ambos, quizás aletargados por la responsabilidad, encadenaron malas decisiones hasta que el ’23’ dijo basta tras siete minutos de partido, momento en el que llegó la primera de muchas canastas que le acabarían por llevar a los 31 puntos. Curry por su parte vivió el partido sin dejarnos una de sus clásicas sonrisas, ni siquiera cuando a falta de un minuto metía un triple que acercaba a los suyos al triunfo.

Lo cierto es que el día de Navidad no suele sentar bien al dos veces MVP, ya que en las cinco ocasiones que ha jugado en tan señalada fecha no ha alcanzado los 20 puntos (hoy fueron 15). Su promedio en los 25 de diciembre, 12 puntos con un 29% en tiros de campo, lo dice todo.

El rebote ofensivo

Dejando atrás la locura inicial, el segundo cuarto fue quizás el más representativo de las pasadas Finales para lamento de los Warriors, que veían como su aro se convertía buffet libre para su rival, que cada vez que fallaba un tiro cogía el rebote para volver a lanzar. Así, la primera renta importante de los visitantes, 11 puntos, quedó enjugada al descanso por los 13 rebotes ofensivos de Cleveland, los cuales le sirvieron para hacer 12 tiros más que Golden State.

Además de la lucha bajo los tableros, no podemos pasar sin hablar de Channing Frye, un jugador que volvió a remarcar que va como anillo al dedo para LeBron con 10 puntos en el segundo periodo. Su aportación fue clave en el momento más caliente de Klay Thompson, que se marcó a base de catch-and-shoot 10 puntos en sólo cuatro minutos. Ante tal reparto de bombardeo el resultado seguía casi en tablas al descanso (52-55 para Warriors).

Apareció LeBron…

Mientras Curry seguía con la bombilla apagada, LeBron James, al que todos conocemos de sobra, sorprendió -si es que podemos utilizar esa palabra con esta bestia- para firmar un tercer cuarto de ensueño en el que con cuatro triples fue el alma de los Cavs, que se mantuvieron a flote mientras que Durant y Thompson seguían apretando para GSW. La noche acabaría con 31 puntos y 13 rebotes para un James que sigue siendo ‘The King’ en Ohio. Eso sí, los de Steve Kerr dominaban de 7 al final del tercer cuarto (80-87).

… y remató Irving

Si mal pintaban las cosas para los locales a falta de 12 minutos, poco mejoraron al comenzar el último cuarto, cuando se vieron hasta 14 puntos abajo (80-94). Fue ese el momento en el que el orgullo de campeón se disparó en el ambiente. Cleveland, en un alarde de creencia en sus posibilidades, con Richard Jefferson machacando (a sus 36 años) por encima de Klay Thompson, y con Kyrie Irving en un papel que ya le es familiar, el de dar la puntilla a los Warriors, volvió a dejar sin regalo a Golden State con una excelente canasta, tras otras cuantas de no menos categoría, que desataba el éxtasis en la grada. Irving: 25 puntos, 10 asistencias, 7 robos y 6 rebotes para hacer más feliz la Navidad en Cleveland y dejar algo de carbón por Oakland. Los Warriors ni siquiera pudieron utilizar su última bala en una polémica última jugada.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.