Ja Morant sigue brillando y coloca a los Grizzlies en puestos de playoffs


Los Memphis Grizzlies atraviesan su mejor momento de la temporada. El cuadro de Tennessee ha logrado enlazar cuatro victorias consecutivas, su mejor racha desde 2018, al derrotar a los Spurs por 134-121, y con un balance de 17-22 es ahora mismo el octavo mejor equipo de la Conferencia Oeste. Esta es una posición que se antojaba utópica hace unos meses, y si bien es cierto que el balance no es ninguna maravilla es digno de admirar lo rápido que han comenzado a funcionar los pilares jóvenes sobre los que debe construirse esta plantilla.

Hablar de jóvenes es hablar, por supuesto, de Ja Morant, que acompañó sus 22 puntos de 14 asistencias, su récord en la NBA, para firmar una nueva actuación magistral que le sigue acercando al Rookie del Año. El base es una máquina de romper defensas exteriores gracias a su explosividad, y su capacidad para finalizar cerca del aro o para asistir le hacen una pesadilla para cualquier rival y le otorgan una cantidad enorme de posibilidades. Esto lo sufrió San Antonio durante toda la noche, pues el parcial cuando el rookie estuvo en pista fue de +21 para los locales.

No obstante, estos Grizzlies son mucho más que Morant. De hecho, el máximo anotador fue Jaren Jackson Jr. con 24 puntos, a los que llegó con un magnífico 8/11 en tiros de campo (5/7 en triples), mientras que Dillon Brooks y Jonas Valanciunas sumaron 22 y 21 respectivamente. Aunque se sabía que había mucho talento en Memphis, no estaba claro que este fuese a hacerse notar tan pronto, pero en apenas unos meses se ha conseguido generar ilusión con respecto a un equipo que no ha hecho sino empezar a crecer.

Una de cal y otra de arena

Los texanos, por contra, siguen siendo una caja de sorpresas para bien y para mal. Tras derrotar a Milwaukee, líder de la NBA, y posteriormente ganar en el TD Garden parecía que la cosa mejoraba para los de Popovich, pero esta derrota ante un rival directo les ha vuelto a sacar de entre los ocho primeros. “Si no juegas con intensidad en la NBA es imposible ganar. Varios de nuestros jugadores no han aparecido hoy, y eso desde luego no ayuda” afirmó el técnico.

No está claro a quién se refería con estas palabras, pero a quién seguro que no lanzaba una indirecta es a DeMar DeRozan, que con 36 puntos, 9 asistencias y 9 rebotes fue el hombre más destacado del encuentro. El escolta estuvo secundado por LaMarcus Aldridge y Bryn Forbes, ambos con 21 tantos, a los que el ala-pívot añadió además 9 capturas.

(Fotografía de portada: Andy Lyons/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.