Jamal Murray fuerza el Game 7 ante Utah con otro partidazo de 50 puntos


¡Qué playoffs estamos viviendo! Nos guste más o menos la solución de la burbuja para concluir la temporada NBA, lo cierto es que en ella se están produciendo actuaciones históricas prácticamente cada noche. Entre tantas emociones, muchos de los focos apuntan a dos chicos que están jugando a un nivel que rompe con las barreras establecidas. Hablamos del duelo de anotadores compulsivos entre Donovan Mitchell y Jamal Murray. Anoche, en otro partido de ensueño por parte de ambos, la sonrisa se acabó dibujando en el jugador de Denver.

Y no lo hizo de cualquier manera. Murray firmó 21 puntos en el último cuarto para concluir el encuentro con 50 para conducir a los Nuggets al triunfo por 119-107. Sí, los de Colorado han forzado el séptimo partido ante Utah Jazz tras verse contra las cuerdas con un 3-1 en la serie. Murray, quien suma ahora dos partidos de al menos 50 puntos en la serie –igual que un Mitchell que ayer se quedó en 44–, promedia en los tres últimos encuentros 47,4 puntos con un 64% en tiros de campo y un 63% en triples. Lo que está haciendo no está ni medio cerca de ser normal.

Con esta fantástica reacción los Nuggets están ahora en disposición de convertirse en el duodécimo equipo que levanta una eliminatoria de playoffs superando un déficit de 3-1. El último equipo en conseguirlo fueron los Cleveland Cavaliers en las Finales de 2016 (única ocasión que se ha conseguido en la serie por el anillo). Tal escenario supone una decepción para Mitchell, quien cree que deberían hacer cerrado antes la eliminatoria.

“Desde la perspectiva de un aficionado, lo veo y lo respeto, pero no puedo decirte como jugador que quiero jugar el séptimo partido si estamos arriba 3-1. No creo que nadie quiera algo así, pero estamos aquí, así que toca jugar una nueva mano, Vamos a salir a la pista y a ejecutar el plan haciendo lo que tenemos que hacer”, comenta la estrella de la franquicia de Salt Lake City, que contó una vez más con la colaboración anotadora de Mike Conley, autor de 21 puntos.

Regreso de Harris

Las buenas noticias para Denver no se ciñen a forzar el séptimo partido, ya que anoche vivieron también el regreso de una pieza esencial de su conjunto como es Gary Harris. El escolta llevaba mucho tiempo de baja por una distensión muscular en la cadera y hasta anoche no pudo debutar en la burbuja de Orlando. Partiendo desde el banquillo disputó 21 minutos para aportar 4 puntos y 3 rebotes. Más destacada fue la actuación de Nikola Jokic, quien ayudó a Murray con 22 puntos, 9 rebotes y 3 robos.

Denver, abonado al Game 7

Para los chicos de Mike Malone verse en el séptimo partido de una serie está lejos de ser novedad, y es que con esta son tres las ocasiones consecutivas en las que se encuentran en tal situación. Echando una mirada al curso 2018/19 comprobamos que el primera ronda derrotaron a San Antanio Spurs en siete partidos y que en la siguiente cayeron ante Portland Trail Blazers también en dicho número de encuentros. Para Jokic, tanto esa experiencia como haber ido 3-1 abajo ante Utah es en cierto modo una manera de llegar más relajados al Game 7.

“Para ser honesto, en nuestro caso ya han sido como un séptimo partido los dos últimos. Eran win or go home. Por eso estamos jugando un poco relajados. No tenemos nada de qué preocuparnos. Si perdemos nos vamos a casa. Por eso la energía es realmente alta. Solo tenemos que esforzarnos. No te rindas en ninguna jugada, ve a por el rebote, ayuda a tus compañeros… Por eso estamos jugando realmente bien en este momento “.

(Fotografía de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.