James Harden decide el derbi texano

Los Houston superaron anoche una durísima prueba de fuego. Pese a jugar sin Chris Paul, cuyas ausencias se contaban por derrotas, y ante unos lanzados, los de Mike D’Antoni lograron sumar un nuevo triunfo a su casillero tras imponerse al cuadro de Popovich por 108-101, dejando atrás el tropiezo en Miami. Este resultado hace que ambos equipos permuten posiciones, sacando a San Antonio de playoffs a costa de Harden y compañía.

Esta era la tercera vez que ambos equipos se enfrentaban en lo que va de curso, pero el contexto era completamente diferente a las anteriores ocasiones. En los dos primeros partidos, al menos uno de los dos conjuntos llegaba en horas bajas y con apuros clasificatorios, mientras que el derbi de anoche medía la recuperación de dos franquicias en pleno crecimiento. Fue, por fin, el duelo texano de altura al que ambos nos han acostumbrado en los últimos años.

Harden se vale solo

En ausencia de Chris Paul, ocupó la posición de base de los Rockets y se encargó de demostrar que es capaz de tirar de su equipo sin CP3 a su lado. La Barba fue el mejor jugador del choque con 39 puntos y 10 asistencias, manteniendo el nivel de excelencia del último mes y encargándose de matar el partido con 6 tantos en el último minuto. Nada nuevo en el Toyota Center.

Sin embargo, la gran noticia para los de D’Antoni fue la irrupción de varios de sus hombres secundarios en el tercer cuarto, momento en que estuvieron cerca de romper el choque. Los Rockets anotaron 9 triples en este periodo, cuatro de ellos de , lo que les hizo sumar más puntos (43) que en toda la primera mitad (41).

A nivel individual, brilló también , que se fue hasta los 21 puntos y 23 rebotes con un 8/11 en el tiro.

Fin a una racha de líder

En los Spurs, fue el mejor con 28 puntos, 8 asistencias y 7 rebotes, pero echó en falta algo de compañía en ataque. se quedó en 18 tantos, y el banquillo, que tan bien estaba funcionando últimamente, no estuvo al nivel de los últimos choques.

De esta forma, San Antonio pone fin a una racha triunfal que les había situado como el mejor equipo de la NBA en las dos últimas semanas, tanto a nivel de victorias como en puntos anotados y permitidos. El nivel de los últimos partidos obliga a creer en este equipo, pero el calendario que tienen por delante es realmente exigente: Clippers, Celtics, Raptors, Nuggets en dos ocasiones… Popovich y los suyos tendrán ante sí una exigente vara para medir sus aspiraciones reales. Si salen de este tramo con un buen balance, ya no habrá excusa alguna para no tomarlos en serio.

(Fotografía de portada: Rob Carr/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los 76ers no están seguros de si Fultz volverá a jugar este curso

Enero, la fecha para que Kawhi Leonard juegue dos noches seguidas

Siguiente