James Harden ha vuelto: 40 puntos y victoria ante New Orleans


El escolta de Houston lideró la victoria frente a los de Luisiana con buenos porcentajes en tiros de campo

“Ahora puedo irme a casa y acostarme. Antes no dormiría demasiado”. Con esa frase pronunciada tras el triunfo de Houston ante New Orleans (117-109), define Mike D’Antoni el alivio que supone ver como James Harden ha superado una crisis de juego que, por suerte, no ha durado demasiado.

La Barba se marchó ante los Pelicans hasta los 40 puntos con un 12 de 24 en tiros de campo (incluyendo un 7 de 15 en triples) y un perfecto 9 de 9 en tiros libres. Hacía casi un mes, exactamente desde el 4 de enero, que Harden no terminaba un encuentro alcanzando el 50% en el lanzamiento. Además de aportar puntos, la estrella de los Rockets rozó el triple-doble al lograr 10 rebotes y 9 asistencias.

Aunque Harden firmó un completísimo partido brillando en ataque, una vez concluido el trabajo prefirió destacar el esfuerzo defensivo que había realizado el equipo a nivel colectivo. “Hicimos un trabajo bastante bueno y sólido durante todo el partido. El último cuarto era el momento de cerrarlo y dimos un poco más para acabar ganando el partido”.

No le falta razón al escolta All-Star. Pese a su buen desempeño y a los 22 puntos que aportaron tanto Russell Westbrook con Ben McLemore desde el banquillo, no fue hasta los últimos minutos del encuentro cuando los Rockets lograron despegarse un poco en el electrónico.

Williamson, olvidado al final

El partido que se vivió en el Toyota Center también sirvió para ver nuevamente lo imparable que puede llegar a ser Zion Williamson. Durante tres cuartos el novato recibió numerosos balones en posiciones cercanas al aro para hacer templar por momentos a la defensa de Houston. Sin embargo, cuando llegó el momento de la verdad –12 últimos minutos– la pelota dejó de pasar por sus manos mientras otros compañeros eran los que lanzaban a canasta. Para Alvin Gentry esto es algo que no se puede repetir.

“Zion no se puede pasar cuatro minutos sin tocar el balón, y eso es algo que depende de mí. Es algo que debo asegurarme de que no se repita nunca más. Tienes que conseguir que le llegue el balón, porque en caso contrario no tiene sentido que lo tengamos en la cancha. Y claro que dejarlo fuera es algo que no va a suceder”, señaló el entrenador de la franquicia de Luisiana sobre un Zion que culminaría su actuación con 21 puntos y 10 rebotes en 33 minutos.

La realidad es que Zion desapareció y la bombilla de los Pelicans se apagó. Tras tres periodos de gran anotación, en el último se quedaron en unos pírricos 16 puntos mientras los fallos de Brandon Ingram (acabó con 28 puntos y 12 rebotes) así como lo de Jrue Holiday, se sucedían. Gentry tiene las piezas para ganar bastantes partidos; ahora solo debe encajarlas.

(Fotografía de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.