James Harden se corona en el Madison Square Garden con 61 puntos

La Barba firma su récord profesional anotador

sigue haciendo historia. Hay sitios y sitios donde meter 61 puntos. Anoche eligió uno de los lugares más emblemáticos de baloncesto mundial para volver a enseñar al mundo que lo suyo a veces es marciano. La Barba hizo 61 tantos en el Madison, en New York, en uno de los centros del mundo, para darle el triunfo a los sobre los (110-114).

Esos 61 puntos son su récord profesional anotador,superan a los 60 de Kemba Walker como la anotación más alta de la temporada e igualan a Kobe Bryant como el visitante con más tantos encestados en The Mecca. Solo Carmelo Anthony, con 62 puntos, ha conseguido una mejor actuación ofensiva en el . Melo está en top; ayer Harden se le acercó hasta el límite.

Además, el de Compton añadió 15 rebotes, lo que nos deja unas prestaciones que la NBA no veía desde el año 2000, con Shaquille O’Neal… que era pívot.

Para el dorsal 13 de los Rockets es el partido número 21 con 30 o más puntos anotados de manera consecutiva. Solo Wilt Chamberlain tiene rachas encestadoras mejores. El de anoche fue el quinto duelo de la 2018-19 donde Harden mete 50 puntos o más. Si quieren quedarse en que hizo un pobre 5/20 en triples, adelante. Es su único lunar. E incluso así, 61 puntos, con 22/25 en tiros libres.

Harden, quien el 30 de enero de 2018 se había convertido en el primer jugador de siempre en Houston en llegar a la barrera de los 60 puntos, tumbó su propio récord anotador con los Rockets y se convirtió en el primer, y único hasta la fecha, miembro de la entidad de Texas que supera los 60 puntos en un duelo. En en el total de los libros de la NBA, es solamente la 55ª vez que un jugador supera los 60 tantos.

Un parcial de 0-5 decide la contienda

Harden, que sigue a un ritmo demencial, selló otra velada para los libros históricos con un mate que ponía el 110-114, coronaba la victoria de los Rockets y cerraba un parcial último de 0-5 para los visitantes que desestabilizó la contienda. Los Knicks compitieron bien y cerca estuvieron de anular los 40 minutos desatados de Harden. Una canasta de Allonzo Trier, récord profesional también para él con 31 puntos, ponía a New York por delante a falta de 20 segundos: 110-109. Los Knicks se habían marchado por delante en el marcador al descanso, habían sucumbido en un penoso tercer cuarto, con solo 15 puntos en su casillero, pero habían vuelto a la vida en el tramo decisivo.

Y ahí estaba la contienda, 109-110 y bola para Houston. Como cuando forzó la prórroga ante los Lakers, la responsabilidad fue para Eric Gordon, que tiró ante la imposibilidad de que Harden, bien defendido, recibiera. El resultado, 110-112 tras el triple. Gordon y Harden se las apañarían justo después para robar el esférico a los Knicks y La Barba, sola, completar un día histórico, 61 puntos, nadie puede dudar de que es el MVP de todo esto. Otra cosa es que se lo den.

(Fotografía de portada: Sarah Stier/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

El extraño caso Favors

Agónico triunfo de Philadelphia ante San Antonio con triple-doble de Simmons

Siguiente