James Harden sigue sin creerse que no ganase el MVP

El escolta de Houston entiende que los medios han empujado para que la candidatura de Antetokounmpo fuese la elegida

“Las cosas que yo estaba haciendo en pista eran legendarias”. Con esa frase define su parecer sobre la elección de como MVP de 2019. El escolta de Houston Rockets cree fervientemente que era él quien merecía ser elegido como el mejor jugador de la temporada regular, algo que finalmente no sucedió a su parecer porque la elección de los medios de comunicación era otra. Cuestionado por ello en una entrevista concedida a Alex Shultz de GQ, explica que de cara al curso que se avecina aún no han tomado partido.

“No, aún no ha sucedido, es muy temprano. Espera a que pase la pretemporada y comience nuevamente la temporada regular. Pero ellos, lo medios, seguramente se cerraron en relación a algunos equipos. Todos los sabemos. Es exactamente lo que es. No puedes decirme que un jugador cuyo equipo estaba en el puesto 14 durante algún tiempo y acabó cuarto con todo lo que estaba sucediendo, con tantas lesiones, y que tuvo una racha de 32 partidos con 30 o más puntos, ocho partidos de 50 puntos, dos partidos de 60 puntos en una temporada… y todo lo que se habló sobre (Giannis Antotokounmpo). Así no hay forma”, comenta.

Aunque han pasado ya meses desde que se anunciasen los premio de la NBA, La Barba sigue dándoles vueltas a lo ocurrido. No puede pasar sin enumerar sus logros, y pese a que asegura estar centrado en mirar al frente y luchar por lograr su primer anillo, el recuerdo del MVP que no consiguió le persigue.

“Solo tengo que mirar qué puedo mejorar de cara al próximo año. No se puede poner mala cara ni enfadarse. El chico tuvo una temporada increíble, al igual que su equipo. Pero las cosas que yo estaba haciendo en pista eran legendarias. Vas a mirar hacia atrás cuando pasen 10 o 15 años y será como: ‘¿eso realmente es cierto? ¿Eso realmente sucedió? Es algo que se hacía cuando estaba Kareem y todos esos otros chicos jugando’. Pero estoy feliz. Tenemos el objetivo de ganar un campeonato y estoy listo para empezar”.

Westbrook, más que un compañero

Sin duda ha sido uno de los movimientos del verano. Houston ha pasado de estar al borde de la desintegración a encarar el curso 2019-20 volviendo a creer que pueden aspirar a todo. Y no les falta razón, ya que cuentan en plantilla con el MVP de 2017, , y el de 2018, James Harden. The Beard entiende que la suma de ambos funcionará sin duda, ya que no solo se trata del reencuentro con un ex compañero, sino con un amigo, con alguien que conoce desde la infancia.

“Nos hemos convertido en los jugadores que queremos ser, en términos de estatus de súper estrella. Hemos estado en la cima, tanto él como yo hemos ganado el MVP. Ya se habló cuando llegó Chris Paul de que no iba a funcionar. Terminamos con el mejor récord de la NBA y nos quedamos a un partido de las Finales. Además, no es como si Russ y yo hubiéramos sido tres años compañeros en Oklahoma City. Nos conocemos desde que teníamos 10 años. Tenemos un tipo de relación y comunicación diferente, un sentimiento mutuo diferente. Realmente ni nos importa ni prestamos atención a lo que otros digan o piensen”, explica.

Harden está convencido, pero tampoco vive en una nube. Sabe que siendo dos jugadores que llevan años desempeñando el papel de líder, un tiempo de adaptación será necesario. “Al principio, no todo será fácil. Habrá altibajos, algo que forma parte de una temporada de 82 partidos. Esperemos que al final de la temporada hayamos alcanzado el ritmo necesario y que todos estemos en la misma página al llegar a los playoffs. Tengo 11 años de experiencia y él 12. Pensamos sobre el baloncesto y otras cosas de manera diferente a los demás. Esos años pasaron rápido, pero todavía tenemos un largo camino por recorrer”.

Más allá de los aspectos deportivos, Harden cree que la imagen que se tiene de Westbrook no se corresponde a la realidad. Para muchos se trata de un jugador malhumorado y complicado de tratar. Para Harden es un chico cariñoso. “Es un gran tipo. Mucha gente no lo conoce fuera de la cancha porque no tienen la oportunidad de vivir ese lado personal con él. Todos ven a ese jugador que es la cancha es tan loco, apasionado, salvaje, o lo que sea. Sí, su juego en la cancha es como es. Pero fuera de ella, es genuino, uno de esos tipos cariños con los que pocas veces te encuentras”, concluye.

(Fotografía de Streeter Lecka/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Popovich cree que las críticas llegan desde la inmadurez y la arrogancia

Siguiente