James Nunnally, en el sitio correcto en el día equivocado


El alero de Houston ve cancelado su contrato de 10 días cuando todavía estaba vigente y tenía sitio en la rotación. ¿Los motivos? Había que hacer hueco a Faried. Pero Nunnally no era el elegido para salir

El límite de jugadores en la plantilla y un día festivo en Estados Unidos fueron una combinación demasiado dañina para los intereses de James Nunnally. El alero de los Rockets, en la mitad de su contrato de 10 días con Houston, vio cómo la franquicia texana se veía obligada a despedirlo para hacer hueco a Kenneth Faried.

El asunto es que en principio ese puesto para Faried lo iba  dejar libre Carmelo Anthony, traspasado este mismo lunes 21 de enero a Chicago. Sin embargo, las necesidades de los Rockets, que tenían que sacar a jugar a Faried ante los pocos efectivos con los que contaban, unido al hecho de que fuera festivo en Estados Unidos sellaron el destino de Nunnally.

Y es que al ser el día de Martin Luther King, las oficinas de la NBA estaba cerradas y no pudieron llevar a cabo la operación del traspaso de Melo, que hasta hoy martes era a todos los efectos jugador de los Rockets. Así que con Anthony en nómina pero rumbo a los Bulls y las oficinas de la liga clausuradas, para inscribir a Faried y no superar el número de 15 jugadores en la plantilla, algo que no está permitido en la NBA, los Rockets debían despedir a alguien.

Nunnally, el más barato

La opción más lógica era Nunnally y su nómina de algo menos de 80.000 dólares, que cobrará íntegramente aunque haya sido despedido antes de la conclusión de su contrato, porque esas son las condiciones de todos los vínculos de 10 días.

Algunas fuentes estadounidenses, no obstante, señalaron que si se hubiera avisado en los días previos del traspaso se podría haber realizado este lunes, aunque fuera festivo, pero el acuerdo entre las partes para enviar a Melo a los Bulls se materializó entre las precisamente ayer. Y nadie estaba operativo cuando se dio.

No está claro si una vez que Anthony deje su hueco libre este martes los Rockets volverán a extender un nuevo contrato de 10 días a Nunnally, que ha jugado solo dos partidos, para 9 puntos en su estreno con los Nets. Ha sido de ayuda puntual tras su despido de los Timberwolves y su profundidad en una rotación tocada como la de los Rockets ha sido del agrado del Mike D’Antoni, que se mostró enfadado por tener que dejar ir al alero.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.