Jared Butler cumple su promesa


Baylor ha firmado la cruzada de las cruzadas. El curso universitario más soñado y perfecto que quepa imaginar: invictos durante todo el año para no solo ganar, sino vapulear en el ‘todo o nada’ de la NCAA a Gonzaga (78-59), el segundo mejor equipo de todo país.

Y ahí, en ese momento en que los Bears levantaban al aire el trofeo de la Final Four NCAA 2021 ante un pabellón al 25% de su capacidad, Jared Butler, guard titular de Baylor, ponía la rúbrica a la promesa que hacía desde su coche ocho meses antes.

Una temporada demasiado corta y la certeza de que le quedaba aún algo por hacer, le empujaron a tomar la decisión con la que no se atrevió Zion Williamson un año antes: sacar su nombre del bombo y alargar la diversión un poco más, al tiempo que se comprometía con una conjura en la que sería su tercera y última tentativa: ganar el campeonato universitario.

Y lo ha hecho. Baylor ha logrado el primer título de su historia, y Butler, con la mente tranquila y el mentón alto, cierra este capítulo para empezar, ya sí, su verdadero libro. El de la NBA. En su año junior ha seguido puliendo sus estadísticas individuales del curso anterior, siendo especialmente notable la mejora en sus porcentajes y evidenciando ya un dominio absoluto del juego.

Un Draft a estallar de talento

Ha terminado como uno de los jugadores más dominantes del torneo a pesar de no haber gozado nunca del papel de favorito. Y de hecho, según los principales mock drafts, ni el título de campeón ni su baloncesto descollante le auguran estar entre los puestos más altos del Draft 2021. Así de potente viene éste.

De hecho, desde nbadraftroom lo catalogan como el quinto mejor point guard procedente del college, tras Cade Cunningham (favorito al first pick), Jalen Suggs (su homólogo en la Final y héroe en semis con un game winner de nueve metros), Davion Mitchell (compañero suyo en los Bears y para muchos el mejor defensor de la promoción) y el australiano Josh Giddey.

Según las proyecciones actuales (las cuales, ya sabemos, son muy susceptibles de cambiar de aquí al 29 de julio, con vaivenes del hype fruto de nuevas ponderaciones y demás entrenamientos a puerta cerrada, como la experiencia de años anteriores nos ha demostrado), Jared Butler es un candidato a la retaguardia de los lottery pick, es decir, la zona media de la primera ronda (en torno al puesto 15). Pero con esto, como decimos, nunca se sabe.

Ni un ‘1’ ni un ‘2’

Butler está bastante lejos de ser un base puro al uso, y su versatilidad como combo guard le anima a desarrollar combinativamente funciones tanto de creador como penetrador y definidor más propias en un escolta. Con un cuerpo más que listo para rendir en la NBA desde el primer día, un tiro que no ha parado de afilarse y una puntuación de 87 sobre 100 en la escala de nbadraft.net, promete ser un prospect más que interesante para cualquier franquicia que apueste por él.

De momento en la NCAA ya ha cumplido. ¿Lo hará también en el show de los adultos?

(Fotografía de portada de Jamie Squire/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.