Jason Collins debuta con Brooklyn Nets y hace historia en el baloncesto

tan solo jugó 10 minutos y medio en su primer partido con los Brooklyn , pero fueron suficientes para hacer historia.



Collins se convirtió anoche en el primer jugador reconocido gay en jugar en una de las cuatro grandes ligas estadounidenses, un hecho que pasa a formar parte de los anales del deporte y de la sociedad norteamericana.

Collins, quien había firmado un contrato de 10 días unas horas antes con los Nets, debutó esta temporada al comienzo del segundo cuarto del choque que su equipo jugó en el Staples Center el domingo ante una gran ovación de los aficionados de los .

El pívot finalizó con unos números discretos pero prometedores: 2 rebotes, 1 robo, 2 balones perdidos, 0/1 en tiros de campo y un +8 en la estadística +/-. Lo peor, las 5 faltas que cometió en menos de 11 minutos de juego.

“Sé que puedo jugar en la NBA y me he sentido bien por hacerlo hoy”, dijo Collins, inédito en competición oficial desde el pasado mes de abril. “En el aspecto físico me he encontrado bien. No me he visto cansado. Ha sido divertido volver a estar en la pista y hacer bloqueos y faltas duras. No he podido recibir cargas hoy, pero estaré en mejor posición para la próxima. En lo que es en cuanto al timing en el baloncesto, me llevará un par de entrenamientos más”.

Sus compañeros, encantados

“En la sociedad en la que vivimos, sabíamos que esto iba a pasar”, dijo . “Es un tipo que va a ser capaz de abrir la puerta a muchos atletas, no sólo en América, en todo el mundo, para que se sientan a gusto y puedan reconocer su sexualidad y no sentirse avergonzados a la vez que son bienvenidos en el deporte. No se trata de raza, género o sexualidad. Se trata de ser parte de un equipo y de cuidar del otro. Eso es todo lo que importa al final del día”.

“Ha sido muy inspirador ver cómo ha salido y que estuviera listo. Hizo lo mismo el año pasado con nosotros en Boston”, añadió Pierce. “No esperas otra cosa salvo profesionalismo por parte de Jason. Le necesitábamos por aquí ante la falta de hombres altos, especialmente con Kevin limitado en algunos partidos por los back-to-backs. Jason va a ser importante para nosotros”.

“Es un jugador de baloncesto. Ha hecho esto durante mucho tiempo, así que eso no ha cambiado”, dijo . “Tal vez fuera se vea diferente, pero en el vestuario esto no ha sido una gran cosa o una distracción. Ha sido simplemente otro partido para nosotros. Ha jugado muy bien. Ha hecho grandes jugadas en defensa y ha sido parte de la victoria esta noche. Sé que ha estado esperando una oportunidad y estamos contentos de tener a Jason con nosotros”.

Una larga carrera

Collins ha disputado un total de 12 temporadas en la NBA, jugando gran parte de las siete primeras con los New Jersey Nets, con quienes disputó las Finales de la NBA en 2002 y 2003. Collins también formó parte de las plantillas de Memphis, Minnesota, Atlanta, Boston y Washington.

Varios de sus compañeros en esta nueva etapa lo fueron anteriormente en su carrera: , Paul Pierce, y .

El pívot de 34 años ha esperado pacientemente una nueva oportunidad en la NBA desde que el pasado 29 de abril reconociera ser homosexual en una entrevista en Sports Illustrated. Durante meses Collins se ha entrenado en solitario siguiendo un riguroso control físico y alimentario para estar listo cuando alguna franquicia le diera la oportunidad de volver a jugar.