Jason Kidd, suspendido dos partidos tras declararse culpable de conducir ebrio

Si hay una competición estricta respecto al comportamiento social que deben tener sus miembros, esa es la NBA. Toda cuestión relacionada con el consumo de sustanciás prohibidas viene acompañada de una sanción, y en el caso de no iba a ser menos, por lo que la liga ha decidido sancionarle con dos partidos tras declararse culpable de conducir ebrio.

Los hechos acontecieron el pasado 15 de julio de 2012, cuando el ahora entrenador jefe de los Brooklyn estrelló su Cadillac SUV contra un poste de electricidad de Long Island mientras conducía bajo los efectos del alcohol, una circunstacia que Kidd corroboró al declararse culpable.

La suspensión de dos partidos va en concordancia con el comportamiento que la liga ha tenido ante temas similares, tal y como admite el general manager de la franquicia neoyorkina, . “La decisión es coherente con lo que la liga ha hecho en el pasado”, explica mediante un comunicado emitido por la entidad.

será el encargado de dirigir al equipo en el primer partido de la temporada regular ante los Cleveland Cavaliers, así como en el esperadísimo segundo enfrentamiento ante los Miami Heat.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Vídeo: spot de televisión en España de NBA 2K14

Chris Kaman: “Siempre odié a Kobe, pero me encanta estar en su equipo”

Siguiente