Jeff Green, emocionado justo un año después de su intervención quirúrgica

“No tengo palabras. Es un día maravilloso. Tengo muy presente por todo lo que he pasado y es simplemente una bendición, estoy muy agradecido de poder estar aquí”.

estaba emocionado tras el partido que Boston disputó ante Phoenix. 365 días antes se encontraba en un quirófano para someterse a una complicada intervención quirúrgica para reparar un aneurisma en su arteria aorta.

El alero de los está totalmente recuperado, y así lo demostró anoche con dos impresionantes mates ante los Suns.