Jimmer Fredette la vuelve a liar en China


A veces podemos parecer realmente tercos en nbamaniacs. ¿Enésimo intento de hype con Jimmer Fredette? Pues sí. Pero no porque sea un capricho nuestro injustificado. Sino porque actuaciones suyas como la de ayer lo merecen.

En ocasiones, ciertos jugadores con currículum NBA que luego pasan por China, nos hacen dudar. Todos, evidentemente, mejoran sus cifras respecto a las que promediaban en USA; pero es que hay algunos cuyo salto numérico es demasiado sideral.

Eso hace que nos preguntemos sobre si el nivel de la liga asiática es realmente tan bajo como para habituar esas barbaridades estadísticas, o si son ellos y la NBA, los que por algún motivo no terminan de encajar.

Fredette puede convertirse en el paradigma de este ejemplo rebasando a otro caso especial como lo ha sido el de Michael Beasley. La mayoría ya han perdido la esperanza en que aquél nº10 del Draft 2011 se convierta, o siquiera se acerque, en aquello que alguna vez se vaticinó. ‘¡El mejor anotador del mundo!’, que decía un estupefacto Durant tras verle en una de sus exhibiciones en la NCAA.

Un gigante que no es China

Pues bien, esta noticia tiene lugar porque, como bien señalamos en el titular, Fredette la ha vuelto a liar. Con la camiseta de los Shanghai Sharks luce como un auténtico superhéroe desde primer momento en el que se la enfundó. 42 puntos en la primera jornada de liga y 44 en la segunda —más  11 rebotes y 7 asistencias— no le resultaron suficientes.

Ayer, ante los Guangdong South, estuvo aún más increíble: 51 puntos (con 9/14 en tiros de dos y 9/17 en triples) además de 10 rebotes y 6 asistencias. Casi la mitad de los puntos de su equipo para terminar imponiéndose 111-88.

En pretemporada, como líder y con confianza, vimos de lo que Fredette es todavía capaz de hacer ante un equipo de primer nivel (sí, a pesar de ser un choque amistoso) como los Houston Rockets. Su equipo fue vapuleado, pero el salvó su nombre con 33 puntos, 8 rebotes y 8 asistencias.

Paralelismo Beasley

Y esto hace que nos empecinemos en seguir la misma órbita y nos volvamos a preguntar una vez más. ¿Está a tiempo aún Fredette de coger otro tren rumbo a la NBA y de bajarse en su estación, en esta ocasión para quedarse?

Algunos perdieron la fe con B-Easy. Y, sin aspavientos, parece que la estabilidad le recibe por fin en los Milwaukee Bucks (13,5 minutos y 6,9 puntos de media participando en los ochos partidos disputados). ¿Podrá la ex estrella de los Cougars, a sus todavía 27 años, seguir esa misma senda?


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.