Jimmy Butler arruina el partido histórico de Kemba Walker

ya decide partidos para los Philadelphia . En su tercer encuentro con los de Brett Brown, el alero se encargó de ajusticiar a los Charlotte con una canasta a falta de tres décimas de segundo que significó el 119-122 con el que acabaría el encuentro y supuso el undécimo triunfo de la temporada para los de Pensilvania. El tiro decisivo no solo truncó las opciones de victoria de los de James Borrego, sino hizo estéril la brillante actuación de , que acabó el encuentro con 60 puntos.

Pese a que no lleva ni siquiera una semana en el equipo, los galones de Butler a la hora de asumir lanzamientos importantes quedaron más que evidenciados en este partido. El alero no solo se encargó de anotar el triple ganador en la prórroga, sino que fue el encargado de tomar el último tiro del último cuarto que podría haberla impedido. No obstante, en aquella ocasión fue incapaz de romper el empate a 110, haciendo que se disputasen cinco minutos más en el Spectrum Center.

Por si fuera poco, el ex de Minnesota tuvo un papel más crucial aún, ya que, en la última posesión de los Hornets, taponó el tiro de Kemba Walker que habría dado la ventaja a los de Carolina del Norte a falta de poco tiempo para el final. En apenas unos segundos, Butler reflejó sobre la cancha todo lo que se preveía que podía aportar a los Sixers: defensa, calidad para anotar en isolation plays, y gen ganador. Pese a que sus números no fueron especialmente brillantes, pues acabó con 15 puntos y 4 asistencias, fue sin duda el principal artífice del triunfo de Philadelphia.

Kemba Walker, historia viva de los Hornets

Aunque su actuación no valió para dar un triunfo a los suyos, Kemba Walker ofreció un auténtico recital sobre el parqué durante los 45 minutos que estuvo en pista. El base se convirtió en el primer jugador de la historia de los Hornets en anotar 60 puntos, y lo hizo con un 61,8% de acierto en sus tiros y añadiendo 7 rebotes, 4 asistencias y 4 robos a sus números. A base de velocidad y electricidad en cada movimiento, el neoyorquino fue un calvario para la defensa de los Sixers, y se encargó de enganchar a Charlotte al partido cada vez que se abría una pequeña brecha en el marcador.

Este partido convierte a Walker en el jugador que más puntos ha logrado anotar en un solo encuentro en lo que va de temporada, y sirve como colofón a un inicio de curso de un nivel descomunal. Kemba está promediando 28,7 puntos, y acumula ya seis encuentros con 30 o más tantos en su anotación. Todo lo que no sea verle en el All Star Game, que tendrá además lugar en Charlotte, sería bastante sorprendente.

Por último, según datos de ESPN, Kemba Walker se convirtió en el primer jugador de 1,85 metros o menos en alcanzar la cifra de 60 puntos en un partido. El otro, Allen Iverson, un hombre con el que siempre gusta compartir una estadística.