Jimmy Butler se reúne con Thibodeau: su salida es innegociable

Nada ni nadie va a hacer cambiar de parecer a ; quiere salir de Minnesota bajo cualquier circunstancia. Así de claro lo volvió a dejar (si no lo estaba ya) el jugador de los en una reunión celebrada en la propia capital de los lobos el pasado lunes con Tom Thibodeau, según una información de Shams Charania y Jon Kwarczysni (The Athletic).

Hasta el momento, todas las propuestas llegadas a Minnesota para tratar de desbloquear el traspaso del escolta no han encontrado premio gordo. La estrategia de Thibodeau, técnico jefe y presidente de la franquicia, hasta parece encaminada a terminar tirando por tierra todas las propuestas en aras de hacer tiempo para convencer a Butler de que se quedara, según algunas fuentes de la propia liga. Sin embargo, la única vía que contempla el jugador es salir y ni Thibodeau, técnico suyo también en la etapa de Chicago, le hará mudar su parecer.

Así también lo desea el dueño de los Minnesota Timberwolves, Glen Taylor, quien ha instado a Thibodeau que el objetivo de la franquicia sea encontrar una salida —en términos ventajosos— para Butler. Lo antes posible, cláusula en la que está fallando el orondo dirigente de la franquicia.

El pasado fin de semana, el acuerdo habría estado muy cerca con los Miami Heat, sin embargo en última instancia Thibodeau exigió algo más a cambio y su entidad interlocutora se negó a tirar la casa por la ventana de tal manera. Las negociaciones seguirán, pues, su curso, con el comienzo de la temporada regular a la vuelta de la esquina (15 de octubre).

Lo que parece claro es que la postura de Jimmy Butler no va a moverse un milímetro. Quiere salir de Minnesota y si no es ahora (que será) tendrá que ser el verano que viene como agente libre. En manos de los Timberwolves está sacar algo provechoso a cambio de su salida.