Jimmy Butler y la falta de confianza externa en Miami: “No nos importa”


Miami Heat es para muchos uno de los finalistas más sorprendentes de las últimas décadas en la NBA. Antes de que la temporada se reanudase en la burbuja de Orlando, e incluso al comienzo de los playoffs, los analistas hablaban de Milwaukee, Toronto, Boston… y para de contar. Miami, equipo que justo iba por la ruta de los Bucks, era definido como un buen equipo, pero el hecho de que tuviesen que verse las caras con Giannis Antetokounmpo en las semifinales del Este prácticamente les descartaba de manera automática para la inmensa mayoría –por no decir todos–.

¿Qué han hecho los Heat ante esa falta de confianza? Ganar y ganar. 4-0 a Indiana, 4-1 a Milwaukee (mejor equipo de la temporada regular) y finalmente 4-2 a Boston para plantarse en las Finales ante Los Angeles Lakers. Llegados a este punto dudar de lo que pueden hacer los chicos de Erik Spoelstra suena absurdo, pero aun así las apuestas y las previas se decantan por dar a los angelinos el papel de favorito. Jimmy Butler no tiene problema por ello, entiende que es el rol que les han asignado desde primera hora.

“¿Nadie pensaba que íbamos a estar aquí? Está bien. Estoy seguro de que nadie nos elige tampoco para ganar el campeonato. Pero está bien. Lo entendemos. Lo aceptamos porque realmente no nos importa. Simplemente vamos a salir a la cancha para competir y jugar juntos como siempre hemos hecho y ver hasta dónde llegamos. Al final del camino habremos hecho esto a nuestra manera, al estilo de Miami Heat. Es lo que nos ha funcionado todo el año”, explica.

Aunque no le importe que hasta ahora no se haya confiado demasiado en ellos, Butler tampoco quiere entrar en las Finales bajo el ‘adjetivo’ de underdogs, lo que podría traducirse por ‘el perdedor esperado’. “Quiero que nos asocien como un equipo realmente bueno, eso es todo. Un equipo realmente bueno. No voy a decir que seamos mejores que los demás. Pero no creo que se nos pueda definir como underdogs. No es así”, sentencia.

La única realidad es que hasta que esta próxima madrugada no comience el Game 1, no sabremos por dónde respiran las Finales. Dos equipos y dos estilos diferentes que llegan a la eliminatoria definitiva sin haberse clasificado en la anterior temporada para los playoffs, algo que nunca antes había ocurrido. Buscando una referencia, es cierto que en la presente campaña se han enfrentado en dos ocasiones, las dos saldadas con victorias angelinas, pero desde ese momento a este mes de septiembre han cambiado las plantillas de ambos, sobre todo la de Miami. La pista dictará sentencia.

(Fotografía de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.