Joakim Noah califica a Kendrick Perkins como “un tipo cabreado”

quiso aclarar la polémica suscitada tras el enfrentamiento verbal que él y tuvieron el pasado jueves. El jugador de los reconoció que se equivocó al acceder al vestuario de los , pero quitó hierro al asunto.

Noah entró al vestuario de Oklahoma City con el objetivo de hablar con su excompañero , pero a Perkins no le gustó ver a un rival cerca de su taquilla y le invitó a marcharse.

“No importa”, dijo Noah el sábado a ESPNChicago.com. “No pasa nada. Sólo estaba tratando de estar con Thabo. Todo está bien… no es nada serio”.

“Simplemente es un tipo cabreado, ¿sabéis?”, continuó Noah. “Todo está bien”.

El jugador francés tuvo que hablar con el departamento de seguridad de la NBA a la mañana siguiente del encuentro contra los Thunder para explicar qué ocurrió y por qué accedió a un vestuario del equipo rival sin haber jugado nunca antes en Oklahoma City.

“No tenemos por qué hablar más de esto”, prosiguió Noah. “No ocurrió nada. No es importante. No debería haber estado en ese vestuario en primer lugar. Sólo quería saludar a seres queridos, Thabo es familia, ya está. No es importante. Perk es un tipo enfadado. Todo está bien”.