Joakim Noah debuta con Memphis en la victoria sobre los Clippers

Un doble palmeo, sobre , cuando expiraba el tercer cuarto supuso el estreno ofensivo de en los , con los que debutaba anoche ante los (96-86), tras firmar hace unos días por lo que resta de curso y el mínimo de veterano, en su caso, 1,7 millones de dólares, prorrata de los 2,4 que hubiera cobrado por la campaña entera.

Esa acción, además de para colocar el 69-69 con 12 minutos por celebrarse, supuso la vuelta a la vida deportiva de un jugador que apenas apareció la pasada campaña con los Knicks, de los que fue apartado en enero de 2018.

En forma, ágil, activo, Noah había errado algunos tiros previos, pero al iniciarse el último cuarto cerró su noche encestadora con un tiro a media distancia, liberado, para poner el 71-69 para Memphis. Pequeño parcial de 4-0 de los locales y el galo al banquillo. Su primer hoja estadística con los Grizzlies pintó 4 tantos, 3 rebotes 2/5 en lanzamientos de campo y 13 minutos sobre la pista. “Simplemente, es estupendo estar aquí”, apuntó en el vestuario tras el duelo. “No esperaba nada, ya no esperaba nada nunca más”, señalaba un emocionado Noah cuando le preguntaron sobre si había pensado antes del choque que disputaría 13 minutos. “He estado en la liga por mucho tiempo y a veces lo das por garantizado porque hay muchos partidos. Entonces luego no juegas”, proseguía un sentido Noah, al que incluso le costaba encontrar las palabras. “Es estupendo estar en un vestuario tras una victoria, sentir esa energía. Te das cuenta de que todo se trata de eso”.

Noah, además, alabó a sus nuevos compañeros: “Es un buen grupo, un grupo que ayuda, con gente sencilla que llega aquí a hacer su trabajo, a realizar las cosas correctas” y tuvo tiempo de destinar buenas palabras a su recién estrenada afición. Su entrenador J. B. Bickerstaff aseguró que fue divertido ver a Noah sobre la pista, que puede tener muy buena comunión con los aficionados y que en el plano meramente deportivo, se trató de un buen estreno. J. B. Bickerstaff guarda muchas esperanzas de lo que Noah pueda hacer de aquí en adelante como complemento de . “Puedes ver lo que los dos son capaces de hacer. Seguiremos construyéndolo”.

Los Clippers, ahogados en ataque

Estas apariciones de Noah sirvieron para mantener en el partido a Memphis y dejarle listo para el estirón final. Con 75-74 a su favor a falta de 9 minutos, firmó un meteórico parcial de 8-0 en un minuto y medio que dejó sin respuesta a los Clippers.

Realmente, la sequía anotadora de los angelinos en este periodo, 17 puntos, fue un ejemplo de que la noche no había ido por los derroteros ofensivos que debía para los chicos de . La asfixiante defensa de Memphis dejó a los Clippers en su anotación más baja de todo el curso, con esos 86 puntos totales, apenas un 35 por ciento en tiros de campo y 18 pérdidas de balón que hicieron menos dolorosas las 15 que marcaron los de Tennessee.

Brillante Marjanovic

Por Memphis, el mejor fue , quien hizo de todo y todo bien: 22 puntos, 7 rebotes, 4 asistencias, 2 robos y 2 tapones. En una noche donde Marc Gasol estuvo mal de cara al aro, con 4 puntos y 1/13 en tiros de campo (0/5 en triples), el protagonismos en el juego interior se encontraba en el otro bando, en la figura de Marjanovic. Doc Rivers dijo en su momento que siempre que pudiera le haría jugar. Y hay noches más propicias que otras para ello. Rivales diferentes, estilos de juego varios. Ayer, el serbio se fue hasta su tope de la temporada en puntos, 19, además de 8 rebotes, 1 asistencia y 1 robo en solo 14 minutos. Memphis recupera el camino de la victoria y es sexto del Oeste con 14-9 mientras que los Clippers son terceros con 16-8.

(Fotografía de portada: Jonathan Daniel/Getty Images)