Joe Johnson lidera la victoria de unos Nets que amplían su récord de marzo a 10-2

104 – 107

Los Brooklyn Nets siguen enrachados. Con como estilete principal y apoyados en una seguridad que han ido construyendo a base de victorias, los neoyorkinos forzaron primero la prórroga ante Dallas Mavericks para después cerrar el partido en la misma, dejando su balance en marzo en un fantástico 10-2.



Johnson, que al igual que el equipo no empezó bien la temporada, está pasando por su mejor momento de la regular season. Contra los tejanos, el jugador de Arkansas forzó la prórroga a falta de 9 segundos, y en la misma anotó otros 6 puntos para acabar siendo el máximo anotador de los suyos con 22. Su salto de calidad se ve reflejado en sus estadísticas en marzo, promediando 17.7 puntos, dos más que en cualquier otro mes de competición.

Nos encanta dar la pelota a Joe. A Joe le encanta tener la pelota. … Joe ha estado haciendo esto por nosotros durante toda la temporada. Es por eso que es un All-Star y uno de los mejores en lo que hace“, expresó sobre su jugador tras el partido.

Con Thornton, más banquillo

También destacaron en los Nets las actuaciones de y , ambos con 15 puntos, si bien sus porcentajes de tiro no fueron buenos. Mejor estuvo desde el banquillo, con 20 puntos (4 triples) y 7 rebotes. El escolta de California está siendo la referencia desde el banco de los de Brooklyn y en marzo ya ha concluido cuatro partidos por encima de los 20 puntos.

En cuanto a los Mavericks, los 32 puntos de , quien tuvo en sus manos un triple para forzar una segunda prórroga, no fueron suficientes para lograr un vital triunfo para mantener la ventaja ante los Suns. Los de Arizona, tras tres victorias consecutivas, se sitúan a solo medio partido de los tejanos.

El próximo calendario de los de Rick Carlisle no es ni mucho menos sencillo, ya que se enfrentan a los Oklahoma City y a Los Angeles .

Adiós prematuro a Calderón

Tampoco ayudó al equipo de Texas la rápida salida del partido de Jose Manuel Calderón, quien cuando sólo se habían disputado 45 segundos, recibió un golpe en la cara de Mason Plumlee que le obligó a abandonar la cancha para no volver. Además, tuvo una aciaga noche y se quedó en sólo 10 puntos con una lastimosa serie de lanzamiento de 2 de 12.