Joel Embiid guía a los 76ers a estrenar su cuenta de victorias


Por fin, incluso a veces con ellos mismos como su peor enemigo, los 76ers ganaron un partido esta temporada. Los decepcionantes Pacers, que cayeron en tiempo extra por 109-105, fueron la víctima de una franquicia que no había celebrado una victoria en octubre o noviembre, los dos primeros meses completo de competición NBA, desde el lejano 2013. La racha de derrotas desde entonces era de un aplastante 0-44, incluyendo el 0-7 con el que arrancaron la presente campaña.

A la segunda fue la vencida

Todo cambió ante Indiana en un encuentro en el que el principal reproche de los Sixers es haber alargado cinco minutos más de la cuenta su triunfo. 22 terribles segundos al final del último cuarto, dejando escapar una ventaja de cinco puntos que parecía razonablemente definitiva por pérdidas y una falta absurda de Gerald Henderson a Paul George, forzaron la prórroga. Philadelphia puso a prueba otra vez sus nervios y, por primera vez esta temporada, consiguieron imponerse.

Para ello, el equipo entrenado por Brett Brown tuvo que apoyarse en su jugador más fiable de la temporada: Joel Embiid. El pívot camerunés, pese a tener todavía sus minutos de juego mientras supera dos temporadas alejado de las canchas por lesión, fue de nuevo el mejor de Philadelphia. Si en otros finales ajustados pagó su falta de experiencia, en el tiempo extra fue el jugador decisivo. Embiid metió 5 de sus 25 puntos totales en el último minuto, dando de rebote el triunfo a su equipo frente a unos Pacers que entran en balance negativo (4-5) pese a los 26 puntos de Paul George y los 19 de Monta Ellis.

Prudencia frustrante

Philadelphia, por su parte, puso algo de luz a un terrible principio de temporada liderado por Joel Embiid y ayudado por el acierto exterior de Ersan Ilyasova y Nik Stauskas (14 puntos cada uno) y la dirección de Sergio Rodríguez (7 puntos y 9 asistencias). Su victoria ante Indiana mantiene un cierto optimismo sobre la mejora de un equipo aún en pleno crecimiento.

Eso sí, su próximo partido tendrá que disputarlo sin Embiid, que descansará para el duelo de este sábado en Atlanta ante la restricción de jugar partidos en días consecutivos. Los aficionados de los 76ers y, por extensión, los de la NBA, se mantienen expectantes ante la perspectiva de ver pronto a Joel Embiid a pleno rendimiento.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.