Joel Embiid sale victorioso de una batalla de gigantes

Dos de los pívots más en forma de la Conferencia Este, aunque no se refleje en el balance de sus equipos, ofrecieron un duelo de vieja escuela en Philadelphia. El choque entre y no decepcionó a nadie, aunque fue el jugador de los el que salió victorioso por 101-94. Pese a que Whiteside batió su récord anotador en la NBA, Embiid estuvo mejor rodeado para que sus Sixers se apuntaran su segundo triunfo consecutivo.

Whiteside y poco más

Ambos equipos, eso sí, mostraron las carencias que les mantienen hoy por hoy en las posiciones bajas del Este. Miami, más allá de Whiteside, vivió un partido nefasto en ataque, con el titular (1/11) y (1/7) como principales dolores de cabeza. Su dependencia en jugadores hoy por hoy poco consistentes es un lastre demasiado grande para unos Heat que siguen añorando la fiabilidad de jugadores como o (formalmente aún parte de la plantilla).

Y si el partido tuvo algo de emoción para Miami, fue gracias a Hassan Whiteside. El pívot se creció ante otro de los jugadores de moda en la liga como Joel Embiid. Whiteside firmó su máxima anotación como jugador NBA, acabando con 32 puntos, con un 13/19 en tiros libres, 13 rebotes y 2 tapones. La batalla contra Embiid hizo mejores a ambos jugadores, y solo la limitación de minutos que aún arrastra el jugador de los 76ers hizo más épico el duelo.

La respuesta de Philadelphia

El camerunés no decepcionó, con 22 puntos (7/13 en tiros de campo), 5 rebotes y 3 tapones en sus 23 minutos en cancha. Lo mejor para Philadelphia fue que , relegado a la suplencia y a la vez también con sus minutos limitados por problemas físicos, también brilló dándole descanso con 15 puntos en 24 minutos, a lo que se sumarían los 19 puntos de . En el último cuarto, esta aportación extra de los jugadores de los 76ers marcaría las diferencias ante unos Heat dolorosamente limitados y a años luz de su dorada época reciente.

Para Philadelphia, enlazar dos victorias es casi motivo de celebración. Desde marzo de 2015, hace más de año y medio, el equipo de Brett Brown no conseguía ganar dos partidos seguidos. Pese a seguir en la última posición del Este con un balance de 4-10, los 76ers tienen a estas alturas las mismas victorias que Nets, Wizards y los propios Heat, tres equipos que solo dos temporadas atrás se clasificaron cómodamente para los Playoffs. Para Miami, con 7 derrotas en los últimos 9 partidos, los tiempos han cambiado demasiado rápido.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Warriors pasan la apisonadora por Indianápolis

San Antonio hunde un poco más a los Mavericks

Siguiente