Joel Embiid se rebela ante las adversidades con 45 puntos


Philadelphia fue testigo anoche de otro de esos partidos extraños que nos está dejando este inicio de campaña por culpa del coronavirus. Se enfrentaban 76ers y Heat, a priori un partido de la élite de la Conferencia Este. Fue un encuentro entretenido sin duda, tanto como para que se resolviese en la prórroga a favor de los locales por 137-134, pero una vez más faltaron muchísimos jugadores. Jimmy Butler, Bam Adebayo, Goran Dragic o Avery Bardley no estuvieron para Miami (no todos por COVID). Ídem en los Sixers con Tobias Harris, Ben Simmons o Seth Curry.

Frente a tanta baja, lo cual hizo que ambos equipos contasen con solo ocho jugadores, fue Joel Embiid quien marcó territorio para los chicos de Doc Rivers. El pívot, quien estuvo 39 minutos en pista, se fue hasta los 45 puntos, 16 rebotes, 4 asistencias y 5 robos para evitar que los suyos cayesen por cuarta noche consecutiva.

El center de los de Pensilvania deslumbró toda la noche, y especialmente en la prórroga. Tras perder una ventaja que llegó a los 10 puntos en el último cuarto, Embiid no solo no bajó los brazos, sino que redobló esfuerzos en el tiempo extra para lograr 11 de los 17 puntos de su equipo. Al acabar el trabajo recalcó que no “no había manera” de que su equipo sumase una cuarta derrota consecutiva.

El All-Star de los Sixers contó con la colaboración de un gran Danny Green que se marchó hasta los 29 puntos al convertir nueve triples, cifra con la que iguala el récord de la franquicia. Tras él, Mike Scott y Tyrese Maxey firmaron 16 puntos cada uno.

Herro, líder de Miami

Ante las numerosas bajas en la franquicia de Florida, Tyle Herro tomó el mando de las operaciones para marcharse hasta los 34 puntos con un 12 de 26 en tiros de campo. En labores ofensivas estuvo bien acompañado por Duncan Robinson (26 puntos) y Gave Vincent, quien realizó el mejor partido de su corta carrera con 24 puntos. El novato Precious Achiuwa firmó un doble-doble de 17 puntos y 13 rebotes. Erik Spoelstra lamentó que el equipo no lograse la merecida recompensa.

“Es una pena porque nuestros muchachos hicieron más que suficiente para darnos la posibilidad de ganar. Podrían haber seguido jugando otras dos prórrogas. No fue una cuestión de falta de energía o falta de esfuerzo. Nuestros muchachos se vaciaron en la cancha. Es sólo una cuestión de superar el obstáculo de finalizar las jugadas decisivas”.

(Fotografía de Mitchell Leff/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.