John Beilein revoluciona el juego y los balones en los entrenos de los Cavaliers


John Beilein, nuevo técnico de los Cleveland Cavaliers, tiene un pasado de hasta 27 años entrenando conjuntos universitarios en la NCAA. Su experiencia con jóvenes en período extraescolar fue, de hecho, uno de los grandes valores que le llevaron a la NBA a sus 66 primaveras. Y esa sensibilidad especial para tratar con talentos por cocinar ha quedado demostrada desde sus primeras sesiones con los nuevos Cavs.

El técnico ha importado estratagemas con marca registrada más en el baloncesto formativo, como pudo reflejar el periodista Chris Fedor, del diario Cleveland.com. Después de los primeros entrenamientos con el equipo, Beilein introdujo una innovadora técnica en sus preparaciones: balones marcados con una gruesa línea negra en el medio para poder calibrar mejor los movimientos con las manos.

La idea no es nueva en absoluto, de hecho John Beilein ya trabajó con esta particularidad durante su dilatada experiencia en el baloncesto universitario. A tanto ha llegado la invención que el técnico se ha traído desde la NCAA (le llamaban los “balones Beilein” hace algunos años) que los Cavaliers hablaron con Spalding, proveedor oficial de la NBA, para poder fabricar balones con esta característica y así usarlos de manera más estandarizada en los preparativos de la temporada.

La técnica del balón marcado con una línea tiene un objetivo claro: que los jugadores, en especial los más jóvenes, puedan contar con un poco de ayuda extra a la hora de agarrar mejor el balón, coger automatismos positivos y también colocar mejor las manos para adquirir una mejor praxis en la circulación de la pelota, el tiro y el pase.

De momento, en Cleveland se ha usado esta tipología de nuevos balones en situaciones para mejorar el pase y el tiro, no en simulacros de partido. No obstante, la idea ha echado raíces ya en la pretemporada de los Cavs.

No olvidemos que los Cavaliers cuentan con un carrusel de jóvenes promesas que todavía están por cocinarse en la NBA: Darius Garland (número 5 del pasado Draft), Collin Sexton, Kevin Porter, Marques Bolden o Dylan Windler; algunos de ellos hasta se incorporaron unos días antes a la concentración del equipo para poder adaptarse al nuevo balón. El resto lo hizo el pasado martes, alucinando con la vanguardista técnica de su nuevo jefe.

Hasta un veteranazo como Kevin Love acogió la idea con positivismo: “No sabía que a ese se le llamaba el balón Beilein”, decía el ala-pívot con una sonrisa. “Todas esas paradas, esos pases, esos fundamentos que a veces se te olvidan pero son muy útiles… Nos conducen a las nociones más básicas y a trabajar sobre eso. Esa atención al detalle nos va a venir muy bien, creo”, pudo añadir Love.

Nueva era en los Cavs, nuevo técnico, nuevos diamantes por pulir y también técnicas de lo más innovadoras.

(Fotografía de portada: Jason Miller/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.