John Wall asume galones en la victoria de Houston


Es sin duda una de las grandes noticias de la temporada hasta el momento. John Wall, tras dos años sin jugar –que se dice pronto– ha regresado a las canchas como un tiro para demostrar que es lo que era: un All-Star.

El base de 30 años fue anoche el faro de Houston en la victoria de estos ante los Kings (102-94), la cual se dio además sin poder contar con James Harden, quien se ausentó por un esguince de tobillo. Wall no lo echó de menos. Desde el primer minuto (disputó 37) tomó el mando de las operación demostrando que ha vuelto sin miedo y dispuesto a marcar diferencias. Rápido y con atrevimiento acabaría el encuentro con 28 puntos, 6 asistencias, 4 rebotes, 3 robos y 2 tapones. Wall está satisfecho, pero no mide tal alegría por sus números, sino con las victorias.

“He puesto mucho trabajo y dedicación para llegar a este momento. No podría pedir un comienzo que este 2-0 en mis dos primeros partidos”, comenta Wall, quien desde anoche ha entrado en la historia de la NBA al convertirse en el primer jugador que consigue 50 puntos en sus dos primeros partidos tras al menos dos años de ausencia desde 2001, año en el que lo hizo un tal Michael Jordan; informa Elias Sports Bureau.

Wall cantó victoria, pero no fue sencillo. Sacramento es un equipo mucho más competitivo que el visto en pasadas campañas y lo dejó claro en el Toyota Center. Por momentos estuvo por delante en el marcador y alcanzó el periodo definitivo perdiendo por solo dos puntos (83-81). Todo parecía dirigirse a un final de infarto, pero justo ahí llegó el apagón de unos Kings que de pronto se vieron 11 puntos abajo por la eclosión de Eric Gordon. El escolta, quien acabaría con 21 puntos, logró 13 de los 19 de su equipo en el último cuarto para marcar la diferencia en un partido muy cerrado. Stephen Silas acabó encantado con su actuación, pero más aún con la defensa de un conjunto que solo encajó 30 puntos en la segunda mitad.

“Realmente fuimos capaces de cerrarnos y centrar nuestro juego en la defensa. Para que seamos buenos tenemos que ser buenos en defensa. No podemos simplemente superar al rival todos los días”, comenta el head coach de los de Texas, quien contó además con una nueva fantástica actuación de Christian Wood (20 puntos, 15 rebotes y 4 tapones).

El atasco de Sacramento

Tras un primer tiempo entretenido en el que ambos equipos anotaron 64 puntos, el segundo tiempo recordó a uno de esos partidos de antaño en los que había que sudar cada canasta. En ese cambio fueron los Kings los que terminaron perdiendo al no encontrar fluidez en ataque. Luke Walton acabó la noche satisfecho… a medias. “Los muchachos deben sentirse mal por la derrota al igual que yo, perder siempre es doloroso. Pero también deberían sentirse muy bien sobre cómo están jugando como grupo. En todo caso, solo tuvimos 11 asistencias esta noche, lo cual es terrible”.

En el apartado individual, De’Aaron Fox fue el máximo anotador de los californianos al marcharse hasta los 23 puntos. En la faceta ofensiva estuvo bien acompañado por los 19 puntos de Harrison Barnes y los 17 de Buddy Hield; es más, todos los titulares alcanzaron los dobles dígitos en anotación. Lo que no funcionó fue el banquillo, que se quedó en 12 puntos. Sacramento pasa a tener un balance de 3-3 al caer por segundo partido consecutivo ante los Rockets.

(Fotografía de Carmen Mandato/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.