Jokic salva a los Nuggets sobre la bocina

Una noche más, hablar de los Denver supone hablar necesariamente de . Sus grandes actuaciones han convertido al serbio en uno de los nombres a seguir de la temporada, de esos que los aficionados buscan a primera hora de la mañana para ver qué ha hecho mientras dormían. Hoy ha estado a punto de decepcionar, pero no sería una superestrella de la NBA si pudiese permitirse ese lujo.

El pívot se encargó de dar la victoria a los suyos anotando sobre la bocina la canasta que puso el 100-99 frente a los Dallas . Esta acción puso la guinda a un gran último cuarto del de los Nuggets, quienes parece que vuelven a entrar en ritmo de victorias tras la mala racha de hace unos días, y se mantienen cerca de los Warriors esperando un pinchazo de los de Oakland. Los texanos, por su parte, enlazan siete derrotas consecutivas, su peor racha de la temporada, y son ya penúltimos en el Oeste por debajo de los Memphis Grizzlies.

Un espectáculo 100% europeo

El encuentro estuvo marcado por el gran tramo final que nos regalaron tanto el propio Jokic como . El esloveno volvió a rozar el triple-doble tras terminar con 24 puntos, 11 rebotes y 9 asistencias, y fue una vez más el go to guy de los Mavs cuando, con el partido empatado a 95 y dos minutos por jugarse, llegó la hora de la verdad. El base anotó una bandeja que rompía las tablas en el marcador, a lo que el serbio respondió con otra acción que devolvía el equilibrio al mismo. Solo podía quedar uno.

Cabe destacar que la actuación de Nikola hasta el último cuarto estaba siendo prácticamente desastrosa. Solo dos puntos y un 0% en tiros de campo eran su bagaje cuando Malone le devolvió a cancha a falta de 8 minutos, pero, como a los grandes, poco le importó cuando llegó el clutch. El de Sombor se fue finalmente hasta los 11 puntos, 14 rebotes y 8 asistencias tras anotar 9 tantos en el último periodo, entre ellos un tiro libre que daba a los suyos una mínima ventaja de 98-97.

Llegó entonces el momento clave del choque. En la última posesión de los Carlisle, Luka aprovechó un segundo de confusión entre Harris y Plumlee para romper la defensa de Denver y lanzarse hacia el aro. Allí, con un poderío físico casi desconocido, destrozó el aro pese a la oposición del propio Plumlee y de Millsap, quien cometió además falta personal. Sin embargo, Doncic no pudo convertir su tiro desde el 4,60 (un problema que viene arrastrando un tiempo), dejando todo en manos de los Nuggets a falta de 5 segundos.

Malone confió en Jokic para la acción decisiva y, como había hecho durante todo el último cuarto, este no le decepcionó. Pese a la gran oposición defensiva de , el pívot sacó un lanzamiento a la mediavuelta que, pese a no ser particularmente ortodoxo, sirvió para poner el punto y final a un partido maravilloso.

Récord de la temporada para Millsap

Dicho todo, quien se erigió como máximo anotador del choque fue , quien se fue hasta los 33 puntos para lograr su mejor marca del curso. Por detrás del ex de los Hawks estuvieron, ambos con 12 tantos, y , este último con una aportación fundamental para reducir los 12 puntos de ventaja con los que Dallas se colocó cuando comenzaba el último cuarto (79-91).

Por parte de los texanos, Doncic estuvo bien acompañado en el backcourt por , que venía de disputar ante los Spurs el mejor partido de su carrera (36 puntos) y siguió sumando buenas actuaciones tras alcanzar los 20 tantos. Además, destacaron los 17 y 16 puntos que convirtieron respectivamente y Dwight Powell.

(Fotografía de portada: Matthew Stockman/Getty Images)