Jordan, Garnett y LeBron, líderes únicos en puntos, rebotes y asistencias

Cuando uno piensa en jugadores que hayan marcado a Chicago Bulls, Minnesota Timberwolves y Cleveland Cavaliers se vienen inmediatamente a la cabeza , y respectivamente. Los tres hombres más importantes de la historia de cada una de sus franquicias y que estuvieron presentes como líderes de sus conjuntos cuando los tres equipos llegaron más lejos en su historia.

Pues bien, desde esta pasada noche esos tres hombres tienen en común que son los únicos tres jugadores de toda la historia de la NBA que tienen los récords individuales de una franquicia en puntos, rebotes y asistencias. Nadie más lo ha conseguido y tiene especial mérito teniendo en cuenta que los tres, especialmente Garnett y LeBron, pasaron múltiples temporadas con otros equipos.

James, en posesión de los récords de puntos y asistencias de los Cavaliers desde hace tiempo, ha conseguido esta noche superar a Zydrunas Ilgauskas al lograr su rebote número 5.905 en temporada regular y convertirse así en líder en solitario de Cleveland también en una de las estadísticas más importantes del baloncesto.

Los datos a día de hoy son los siguientes:

  • Michael Jordan, Bulls: 29.277, puntos, 5.836 rebotes, 5.012 asistencias (930 partidos).
  • Kevin Garnett, Wolves: 19.201 puntos, 10.718 rebotes, 4.216 asistencias (970 partidos).
  • LeBron James, Cavs: 22.271 puntos, 5.907 rebotes, 5.944 asistencias (820 partidos).

El trío de mitos también son líderes en partidos disputados, minutos jugados y robos de Chicago, Minnesota y Cleveland respectivamente, mientras que Garnett también lo es de los Timberwolves en tapones.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

La NBA pospone el Pacers-Pelicans por una gotera en el techo

Lonzo Ball no sabe cuándo volverá de su lesión: peligra el All-Star

Siguiente