José Calderón sigue esperando una llamada NBA

El base español asegura que apurará las próximas semanas y que no se plantea regresar a España

El tiempo se agota y lo sabe. A sus 38 años y con 14 temporadas de experiencia en la NBA, está más cerca de la retirada que de continuar jugando, pero no por ello va a renunciar a un último baile. Agente libre desde el 1 de julio, el base español recalca que ha mantenido contactos con algunas franquicias sin que los mismos hayan fructificado. En cualquier caso, él se mantiene alerta y entrenando por si aparece una oportunidad que podría llegar con los inminentes training camp de las franquicias, a los cuales suelen ser invitados jóvenes y veteranos sin contrato.

“Entreno por si alguien me llama antes de los training camp, o incluso durante. Un equipo que necesite un tercer playmaker para ayudar a un chico joven, o simplemente porque haya una lesión o alguien que necesite descansar. Me siento realmente bien y creo que aún puedo ayudar a los equipos. Veremos cómo se mueven las cosas en las próximas semanas y si sale algo. Durante julio y agosto estuvimos cerca de firmar con dos equipos, pero no se hizo porque no era su primera opción. Estuvo bien. Fue interesante. Ahora estoy entrenando y esperando”, comenta en un podcast en HoopsHype.

Calderón es paciente, pero sabe que todo tiene un límite. Aunque por ahora no use la palabra –quizás por superstición– entiende que la retirada es algo que a estas alturas va ganando peso. Quiere intentar disputar una 15ª temporada en la NBA, pero si esa puerta no se abre pronto tampoco piensa alargar la espera. Estar meses entrenando sin equipo no entra en sus planes. “En este punto de mi carrera, creo que será difícil seguir entrenando uno, dos o tres meses por si acaso… Creo que es difícil mantenerse en forma durante ese tiempo. Realmente no sé qué pasará en las tres o cuatro próximas semanas. Si nadie llama, es algo en lo que tendré que pensar”.

La familia, lo primero

Volver a España no es una posibilidad. Calderón ha disfrutado de una fantástica carrera y sabe que en Europa tendría las puertas abiertas para seguir jugando, pero de igual modo entiende que no sería lo mejor para su familia. El extremeño ha formado una familia en Estados Unidos y creo que lo mejor para sus hijos sería estar algunos años más en norteamérica. “Me gustaría jugar, quizás un año o dos; pero mis hijos están aquí y están aprendiendo inglés. Son bilingües y estoy muy feliz por ello. Me gustaría quedarme aquí por ellos, especialmente por los más jóvenes que tienen cinco años. Quiero quedarme para que su inglés sea perfecto, ya que es algo que tendrán para toda la vida. Hay muchas oportunidades para ellos aquí, y al menos durante unos años quiero quedarme; esa es la razón por la que no volvería a jugar”, señala.

(Fotografía de Gregory Shamus/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Llega el primer Campeonato Global NBA 2K20

Siguiente