Josh Jackson, listo para el siguiente paso

Seleccionado como número 4 del Draft de 2017, tuvo una primera campaña complicada en la NBA. A la presión que siempre supone el ser uno de los primeros elegidos, sumó el hecho de cambiar de entrenador nada más empezar ala temporada regular. Fue una pretemporada y tres partidos con Earl Watson, técnico con el que empezó a adquirir ciertos hábitos de juego, los mismo que hubo de eliminar para dar cabida a un nuevo estilo, el de Jay Triano.

Normalmente un cambio de técnico siempre afecta al grupo, pero si estás en tu primer año y aún luchas por ubicarte tras llegar a la élite del baloncesto, tal contratiempo se hace aún más grande. Pese a ello, este chico formado en Kansas acabó demostrando que cualidades para jugar a esto le sobran promediando 13,1 puntos. Pero quiere más. Asentado ya en Arizona y con un proyecto emergente bajo el mando de Igor Kokoskov, Jackson está deseoso de demostrar que puede hacer mucho más sobre una cancha.

“Este verano trabajé tan duro como pude para mejorar y demostrar que di un gran salto respecto a la pasada temporada. Espero poder mostrar todo lo que puedo hacer. En mi año de novato tuve que luchar en varios aspectos. Ahora tengo mi tercer entrenador en un año. Fue dicícil lidiar el anterior año con los cambios de entrenador. Muchas cosas llegaron rápido y la vez estábamos jugando por todo el país. Además, había mucha diferencia de fuerza entre algunos jugadores y yo. Ellos eran más hábiles y más experimentados. Pero aprendí de ellos y lo mismo hice viendo los playoffs. Eso hace que sepa que debo mejorar mi mentalidad, mi cuerpo y mi físico”, comenta a The Undefeated.

Un equipo nuevo

Más allá de sus retos personales, Jackson aprecia el grupo talentoso que ha construido Phoenix. , Devin Booker… Hay elementos como para que este chico de 21 años esté convencido de que tendrán un buen año. “He pasado tiempo que DeAndre últimamente. Estaba emocionado cuando lo elegimos. Jugué contra él en el instituto y sé que es un competidos que siempre quiere mejorar y que odia perder. De alguna manera busca en mí cierto liderazgo y yo trato de ayudarle con cosas que me vinieron bien en mi primer año. Booker por su parte es el mejor jugador con el que he jugado. Es un gran líder e incluso el mejor compañero. Siempre está hablando contigo y enseñándote”, explica antes de comparar a su nuevo entrenador con Steve Kerr.

“Igor es un gran maestro. Es un entrenador al estilo de Steve Kerr. Muchos dicen eso. No es alguien que solo va a dirigirte o decirte que hagas las cosas de cierta manera, él te explicará las cosas y escuchará lo que tienes que decir. Está abierto a tus ideas. La verdad es que este año y el anterior nuestro organización hizo un gran trabajo para mejorar en todo. Han hecho un buen trabajo para asegurar que fuésemos un mejor equipo. Vamos a tener una buena temporada”, sentencia.