Kanter afirma que el boca a boca ha dañado a los Knicks

El pívot señala que a los jugadores les encanta la ciudad, el Madison y el ambiente, pero que tienen muchas dudas con la propiedad

Que la imagen de los New York entre los jugadores de la NBA no es demasiado buena está lejos de ser un secreto. La franquicia neoyorquina, otrora en la pole de cara a firmar agentes libres, se encuentra en estos momentos a la cola entre las preferencias de éstos; tanto es así que ya van varios veranos en los que apuntan alto y tienen que conformarse con piezas de nivel medio. ¿Quién es el culpable de esta situación? Según la propiedad encabezada por James Dolan.

Pese a que el ahora pívot de Boston Celtics no lo nombra, sí que es una sensación extendida entre los jugadores de la NBA, que ven con buenos ojos todo lo que tiene que ver con los knickerbockers menos la dirección. Así lo expresa en el podcast de Howard Beck.

“No mucha gente lo sabe, pero los jugadores hablan. Lo hacen de diferentes equipos. No culpo a nadie. He pasado una etapa increíble en los Knicks. Pero otros compañeros con los que hablé, así como algunos jugadores de otros equipos, siempre me dijeron: ‘Una ciudad increíble, el Madison Square Garden increíble. Todo es realmente bueno, pero la propiedad…’. Siempre dicen: ‘Pero la propiedad…'”.

Esa mala fama granjeada en el boca a boca es la que a día de hoy detendría a los jugadores a la hora de unirse a los Knicks. Según comenta Kanter –estuvo en el equipo año y medio–, esos chicos que hablan mal del equipo tienen tanto miedo a ir a New York que ni siquiera quieren lidiar con la posibilidad de unirse al equipo.

El trabajo de la oficina de de los Knicks, encabezada por Steve Mills y Scott Perry, se centra justo en crear una nueva imagen, una cultura que les vuelva a hacer atractivos para los jugadores. Durante algún tiempo los movimientos del equipo –en todos los aspectos– han estado influenciados por lo que para algunos era una intervención directa James Dolan, quien ha desarrollado su papel como propietario de un modo que no ha terminado de convencer. Ante tal escenario, incluso se llegó a rumorear con que podría vender el equipo, un extremo que él mismo ha negado.

Nuevo proyecto

Caducada primero la etapa de Carmelo Anthony y poco después la de Kristaps Porzingis –no las comparamos–, los Knicks iniciaron en verano de 2018 un nuevo camino con la elección de Kevin Knox en el Draft y la posterior llegada vía traspaso de Dennis Smith Jr. procedente de Dallas. Esa es la línea que desean seguir sin grandes compromisos salariales y apostando por jugadores jóvenes. Julius Randle desde la agencia libre y R.J. Barrett a través del Draft son otras dos piezas que deben empezar a construir el núcleo duro de los Knicks de los próximos años. Si no resbalan en esta reconstrucción, pueden demostrar a todos que van en la dirección correcta para volver a convencer a los grandes jugadores de la NBA.

(Fotografía de Tim Bradbury/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

La NBA prohibe las cintas ‘estilo ninja’

Donovan Mitchell, emocionado ante su enfrentamiento con Gobert

Siguiente