Kemba Walker da la victoria a los Hornets en Miami


Los Charlotte Hornets vencieron a los Miami Heat por 112-113 para lograr su segunda victoria de lo que va de curso. Los de James Borrego arrancaron la temporada con una derrota ante los Milwaukee Bucks, pero han logrado recomponerse durante su paso por Florida imponiéndose primero a los Orlando Magic y ahora al cuadro de Erik Spoelstra. Los Heat, por su parte, acumulan un balance de 1-2 tras derrotar a los Washington Wizards y caer frente a los mencionados Magic.

Kemba Walker, con 39 puntos, fue el máximo anotador del partido, y entró en la historia de la franquicia de Carolina del Norte al convertirse en el primer jugador de los Hornets en alcanzar los 10.000 puntos en su carrera. El base está firmando un inicio de temporada espectacular, pues en los tres partidos disputados ha promediado 35,3 puntos. Paradójicamente, la única derrota de los de Chalotte llegó en el encuentro en el que más anotó (41 puntos ante los Bucks).

En el cuadro de Miami, Dwyane Wade fue el hombre que más puntos aportó con 21, uno más que Goran Dragic. Además, dos jugadores de los de Florida lograron un doble-doble: Rodney McGruder con 19 puntos y 10 rebotes, y Hassan Whiteside con 11 tantos y 15 capturas.

Sentencia desde el tiro libre

El partido tuvo dos tramos bien diferenciados. En el primero, los Hornets fueron claramente mejores, y llegaron a mandar por una ventaja superior a los 20 puntos durante el tercer cuarto del encuentro. Todo parecía visto para sentencia, pero los Heat fueron poco a poco recortando distancias hasta acabar apretando el partido al máximo cuando el tiempo llegaba a su fin. A falta de 15 segundos y con el 110-112 en el marcador, Wade probó un lanzamiento de tres, pero al ver que su tiro no iba dentro se hizo con su propio rebote y anotó la canasta que puso el empate en el electrónico. Fue la primera vez que Charlotte no iba por delante desde el 21-20 del primer cuarto.

Sin embargo, aún quedaba una posesión, y Kemba Walker se encargó de aprovecharla. El base, tras dejar correr el tiempo, atacó el aro, y, aunque no logró llevar el balón a la red, sí consiguió forzar la falta de McGruder con solo cinco décimas restantes. Kemba convirtió su primer tiro desde el 4,60, y erró el segundo a propósito para no dar tiempo a Miami de buscar otra canasta en una nueva acción. De haberlo anotado, habría alcanzado los 40 puntos por segunda vez en la temporada, pero prefirió ser práctico y asegurar una nueva victoria para los Hornets.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.