Kemba Walker se luce en el Madison Square Garden

volvió a su casa para liderar la victoria de los Charlotte ante los New York por 102-97. El base, natural del Bronx, fue el máximo exponente de los suyos con 25 puntos, 6 asistencias, 5 rebotes y 1 robo en 35 minutos.



En los Knicks, que suman la tercera derrota consecutiva, anotó 32 puntos, aunque con un gris 10/28 en tiros de campo. El conjunto neoyorquino, que esta vez mejoró sus pérdidas, tuvo una noche aciaga en el triple con 8/28 (28,6%).

“Siempre me gusta ganar, pero sobre todo aquí, contra los Knicks. Siempre es divertido”, declaró Walker tras el partido.

Cabe recordar que el base lideró a UCON en el Big East Tournament con 21 puntos por encuentro. Además, la universidad logró cinco de cinco triunfos posibles.

“En los últimos cuatro o cinco minutos no fue nada fácil”, dijo el entrenador Steve Clifford. “Hemos realizado un montón de jugadas para estos chicos. Para mi estos son los partidos para ganar”, agregó.

Junto a Walker, Gerald Henderson sumó 18 puntos y 8 rebotes y Michael Kidd-Gilchrist 16 puntos, 4 rebotes y 8 asistencias.

“Cavamos nosotros mismos los agujeros y luego queremos luchar y ya es demasiado tarde”, admitió Anthony. “Esta noche fue una de ésas”, remarcó.

Por su parte, Iman Shumpert y Raymond Felton anotaron 14 puntos cada uno y Metta World Peace agregó 18 desde la segunda unidad. Amar’e Stoudemire, que volvió a la pistas, sumó 2 tantos, 3 rebotes y 1 asistencia en 11 minutos de juego.

Además de la derrota, la mala noticia para los Knicks fue la lesión que sufrió en la rodilla Tyson Chandler, quién no pudo terminar el partido.

“No sabemos todavía la gravedad”, aclaró Mike Woodson. “Sabremos más mañana por la mañana, pero él es una pieza importante de lo que hacemos”, agregó.