Kemba Walker y Tony Parker dan un nuevo triunfo a los Hornets

Los Charlotte consiguieron su séptimo triunfo de lo que va de curso tras asaltar la cancha de los Detroit por 103-113. Los de James Borrego se hicieron con la victoria gracias a una sensacional segunda parte, en la que llegaron a ir ganando por hasta 21 puntos, dando a los de Michigan únicamente la opción de maquillar el resultado en los minutos finales. El cuadro de Carolina del Norte escala así hasta la quinta posición del Este, superando a los de Dwane Casey y empatando con los Boston Celtics con un balance de 7-6.

La extraña pareja

Cuando Tony Paker abandonó los San Antonio Spurs el pasado verano, era difícil imaginar que podría tener un rol tan decisivo en Charlotte. El base francés igualó ayer su mejor marca de la temporada al anotar 24 puntos, los mismos que firmó , con quien compartió numerosos minutos en el backcourt. Pese a que el galo parecía llegar a la franquicia para dar algo de descanso al base estrella y servir de mentor para los más jóvenes, anoche volvió a demostrar que, a sus 36 años, aún tiene mucho baloncesto que ofrecer y que, al menos puntualmente, puede conformar un dúo intergeneracional difícil de detener.

Secundando a la pareja de bases estuvo con 14 puntos y 6 rebotes, ayudado también por y , que convirtieron 10 tantos cada uno y 5 triples entre los dos. Además, volvió a demostrar su efectividad anotando 9 puntos en solo 13 minutos, mientras que el rookie Miles Bridges firmó 8 tantos y sendos rebotes, así como otro gran mate para su ya extensa galería.

Bullock y Drummond no son suficiente

En los Pistons, y alcanzaron los 23 puntos, aunque ambos lo hicieron de maneras muy diferentes. El escolta llegó a dicha cifra, la más alta de su carrera, presumiendo de tiro exterior, pues convirtió 6 de sus 9 intentos desde el triple, mientras que el pívot volvió a demostrar su capacidad para dominar al pintura y añadió 22 rebotes y 2 tapones a sus cifras anotadoras. Por detrás de ambos aunque también a un buen nivel estuvo , que acabó con 19 tantos y 7 asistencias.

Quien no tuvo su mejor noche fue , que se quedó en solo 10 puntos tras conseguir anotar solo 4 de sus 16 tiros y perder 3 balones. De hecho, el ala-pívot fue expulsado del partido tras una durísima falta sobre Malik Monk mediado el cuarto periodo, aunque para entonces los Pistons estaban ya 19 abajo y la remontada se antojaba imposible.