Kendrick Perkins, reducido a simple moneda de cambio


Si LeBron James se marcha de Cleveland, la permanencia de Kendrick Perkins carece de total sentido. El pívot fue rescatado de la G League sólo a petición del ’23’; no tanto por sus vetustas cualidades técnicas, sino por su don para hacer vestuario. Algo que LeBron siempre busca —léase Dahntay Jones— llegada la hora de los playoffs.

Bien, Perkins, aunque a veces parece una reliquia sacada de otros tiempos, es exactamente 50 días mayor que LeBron James. Surrealista. Uno se conserva como Súper Mario con champiñón y ración de estrella; el otro es un goomba. Mientras toda la NBA vive pendiente de The Decision 3.0., del otro nadie se acuerda.

‘Lo que sea’ por James

Y sin embargo, lo paradójico es que los Cavaliers piensan aprovecharse de Perkins y su situación. Como era de esperar, la franquicia ha ejercido su opción de equipo sobre el pívot por valor de 2,4 millones. El objeto no es otro que utilizarlo como moneda de cambio, si cuaja algún trueque en el que sea necesario equilibrar salarios para que éste fructifique. En caso de no lograr incluirlo en paquete alguno, simplemente bastará con despedirlo antes de que su contrato se convierta en garantizado.

Los Cavs están trabajando en posibles traspasos con la meta de mejorar la plantilla y, quién sabe, hacerla más sugerente para un posible continuidad/retorno del rey. El primer intento de atraer a Kawhi Leonard fracasó, pero Koby Altman y su círculo no se han dado todavía por vencidos.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.