Kenyon Martin: “Ahora todo es flagrante”


El pasado viernes Denver Nuggets homenajeó a tres de sus exjugadores con motivo de los 50 años de la franquicia en lo que llamaron ‘2000s Night’, fiesta en la que los principales invitados fueron Allen Iverson, Marcus Camby y Kenyon Martin.

Todos ellos brillaron hace bastantes años, siendo el ala-pívot quien más alargó su carrera al jugar hasta el curso 2014-15. Martin, un jugador que destacó por su fortaleza física, cree que la NBA de hoy día no está hecha para él, ya que la dureza que se permitía en su mejor momento se ha vuelto ahora inadmisible.

“No podría jugar porque no me adaptaría. No puedo ajustarme a esto. No conozco otra manera de jugar. No me apartaré de tu camino si vienes hacia mí. Eso no va a pasar. No concederé dos puntos. Será personal…”, comenta a Denver Post antes de recalcar su postura con las siguientes palabras.

“Me multaron y me suspendieron mucho cuando jugaba con las reglas de entonces. Imagina cómo sería ahora, cuánto dinero me costaría… Solo piensa en ello. Todo es flagrante”.

La historia de siempre

Los años pasan y la sensación se mantiene. Martin no es el primero que dice que antes se jugaba más duro, claro que otros que lo mencionaron jugaron en los 70, en los 80, en los 90… Puede que ahora se vigilen más las faltas mal intencionadas o aquellas cuya dureza exceda los límites, pero jugadores duros sigue habiendo; eso sí, quizás en menor porcentaje.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.