Kevin Durant aguantó 12 minutos y se lesionó el Aquiles

Había comenzado el segundo cuarto y Kevin Durant estaba haciéndose notar. 11 puntos en 12 minutos y la sensación de que las Finales 2019 de la NBA habían entrado en una nueva fase tras su incorporación al duelo. 

Poco después, en una jugada de ataque mientras encaraba a Serge Ibaka, se interrumpió la noche. Kevin Durant se echaba al suelo sin que nadie le tocase. ¿Había recaído de su lesión? El alero se tocaba el Aquiles mientras el público, en una fea primera reacción, vitoreaba lo que estaba sucediendo. Afortunadamente Serge Ibaka y Kyle Lowry se dirigieron a sus aficionados para pedir respeto y de la burla se pasó al reconocimiento en forma de aplausos y “KD, KD!”.

Pero KD ya estaba en otro sitio mentalmente. Mientras recorría el camino a vestuarios acompañado por Andre Iguodala y Stephen Curry, Durant maldecía su suerte al ser consciente que los 32 días que había pasado de baja recuperándose de su lesión no habían sido suficientes. Había que empezar el trabajo de rehabilitación de nuevo, pero ya sin la esperanza de volver a jugar esta temporada y sin saber cuándo podría volver a hacerlo por la posible severidad de su percance.

Al descanso ESPN reportaba que silencio y “emociones sin filtro” era lo único que trascendía acerca de lo que estaba sucediendo en el vestuario mientras Durant continuaba siendo evaluado por el equipo médico de los Warriors. Minutos más tarde llegaba el primer parte médico oficial: lesión en la pierna derecha y resonancia magnética mañana para determinar el alcance de su dolencia.

Al término del partido, el jarro de agua fría. Bob Myers, general manager de los Warriors, compadecía en rueda de prensa entre lágrimas para anunciar que Kevin Durant había sufrido una lesión en el Aquiles y que su alcance exacto no se sabría hasta el día siguiente cuando le fuese practicada una resonancia magnética.

“Ha pasado por un proceso de cuatro semanas con múltiples pruebas, múltiples doctores, estábamos confiados con el proceso. Tenía autorización para jugar esta noche, fue una decisión consensuada”, añadió. “No creo que haya nadie a quien culpar. Entiendo este mundo, así que si tenéis que hacerlo, echadme la culpa a mí. Yo dirijo las operaciones de baloncesto”.

“La gente que ha cuestionado que quisiese jugar estaba equivocada”, dijo Myers. “Es una de las personas más incomprendidas que conozco. Es un gran compañero, una gran persona y soy afortunado por conocerle. No es justo”.

“No sabremos el tiempo que estará fuera hasta que no se le haga la resonancia magnética, pero la gente que ha trabajado con él y le ha permitido jugar es buena gente, buena gente”, afirmó. “La anterior lesión fue en la pantorilla. Esto no es la pantorrilla. No sé cómo están relacionadas, pero es una lesión diferente”.

Durant disputó 12 minutos en los que logró 11 puntos y 2 rebotes con 3 de 5 en tiros de campo. 

En desarrollo.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.