Kevin Durant homenajea a los Sonics en su regreso a Seattle


La NBA volvió a Seattle por un día. Fue una noche muy especial para Kevin Durant y para una ciudad que ha vivido muchos años cerca del mejor baloncesto y está deseando poder volver a hacerlo.

Los recuerdos volvieron rápidamente a la cabeza del jugador de Golden State Warriors cuando entró al KeyArena el viernes por la noche. Recordó sus primeros momentos en la NBA como novato con la camiseta de los Supersonics en 2007.

KD apreció el cariño que recibió de los aficionados durante la rueda de calentamiento y cuando fue anunciado en la presentación de su equipo. Fue entonces cuando se ganó al público al salir a la cancha vestido con una camiseta de Shawn Kemp, leyenda de la franquicia de la ciudad.

“Creo que todos los jugadores de la NBA en este momento saben que Seattle necesita un equipo de baloncesto”, dijo Durant. “Continuaremos mostrando apoyo para la ciudad de Seattle. Creo que eso es lo que todos quieren hacer”.

Durant reiteró ese mensaje cuando dedicó unas palabras a los aficionados justo antes del encuentro frente a Sacramento Kings. Se acordó, por supuesto, de felicitar a las campeonas de la WNBA, Seattle Storm, y agregó que tenía la esperanza de que un equipo de la NBA regresara pronto a la ciudad.

Anoche fue la primera vez que se disputaba un partido NBA en Seattle en más de 10 años desde que los Sonics se mudaron y se convirtió en el Oklahoma City Thunder.

El apoyo de Steve Kerr

El entrenador de los Warriors, Steve Kerr, acudió a la rueda de prensa previa al partido con una camiseta verde de los Sonics. Repitió el mismo mensaje que ha transmitido otras veces: la NBA debería volver a Seattle.

“Siempre me ha encantado la marca Sonics, me ha encantado la ciudad”, dijo Kerr. “A los aficionados les encanta el baloncesto y hay una gran cantidad de buenos jugadores que son de Seattle. Así que espero que los Sonics regresen algún día. Supongo que esta es mi manera de apoyar a la causa “.

La realeza deportiva de Seattle no se quiso perder este evento tan importante: Bill Russell, Gary Payton y Lenny Wilkens, se sentaron en primera fila junto con las estrellas de la WNBA, Sue Bird y Breanna Stewart. El partido fue lo de menos, terminó con victoria de los Warriors sobre los Kings por 122-94. Lo importante anoche fue volver a vivir la emoción del mejor baloncesto en una ciudad que siempre ha querido mucho a este deporte.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.