Kevin Durant presenta sus respetos a los Spurs: “Son una máquina”

No hay quizás un jugador de los Warriors con más autoridad para hablar de San Antonio que . Haber sido en gran parte responsable de su eliminación en la temporada pasada le permitiría observar sus puntos débiles. Pero el alero no quiere confiarse. Con las Finales del Oeste arrancando el martes, Durant no puede hacer más que admirar a un rival capaz de clasificarse sin los lesionados y Tony Parker, y haciéndolo ganando por 39 puntos a domicilio en el partido final ante Houston.

“Máximo respeto”

“No estuve sorprendido, porque son una máquina”, respondió el alero tras ser preguntado por la proeza de los . “Ellos simplemente siguen haciéndolo, da igual quién esté en la cancha, ejecutando ese sistema. Alguien cae, alguien da un paso adelante. No es que le den el balón a Jonathon Simmons y digan ‘anota por nosotros’. Ejecutan un ataque perfecto contra esa defensa, y el entrenador Pop () les pone en una gran posición para usar sus puntos fuertes. Sencillamente son los Spurs. Por eso tengo el máximo respeto hacia ellos”.

Tampoco escondía su admiración , quien llegó a ser campeón en 2003 con los Spurs siendo asistente de Gregg Popovich, con quien mantiene una relación de amistad fuera de las canchas. “A veces, cuando pierdes a tu ‘mejor jugador’, no sé si miedo es la palabra correcta, pero puedes ver una poco de incertidumbre”, afirmó el entrenador en funciones de los Warriors. “Pero para nada sentí eso desde el principio. Salieron a jugar como si tuvieran a Tony, Kawhi, Tim (Duncan) y David (Robinson)”.

Una adaptación perfecta

Con jugadores como Jonathon Simmons o Dejounte Murray a un espléndido nivel, y un LaMarcus Aldridge que volvió a recordar a su mejor versión All-Star, los Spurs lograron en Houston la victoria como visitante más abultada de su historia en playoffs. Una forma exquisita para volver a las Finales del Oeste. De paso, mostró la capacidad de Gregg Popovich para adaptarse cuando Kawhi Leonard no juega, ya sea por lesión o por descanso.

Contando el partido en Houston, los Spurs han jugado nueve veces sin el alero. Su balance: 8-1, con similar anotación (105,4 puntos sin Leonard, 106,7 con él), pero con una defensa mucho más efectiva, encajando solo 91,8 puntos por partido con Leonard ausente (75 frente a los Rockets) por 99,1 con el dos veces mejor jugador defensivo de la NBA. Nadie duda que la esperada recuperación de Kawhi Leonard para las Finales del Oeste es una gran noticia para San Antonio, pero incluso sin él serían un rival a respetar para los hasta ahora intocables Warriors.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

LeBron James, a cuatro minutos de los 50.000

Walter Tavares, pívot de los Cavs, se fractura la mano derecha

Siguiente