Kevin Durant se estrena en el Oracle Arena con otra paliza a China

La etapa de como nuevo jugador de los Warriors tuvo un aperitivo con sabor olímpico. En el que fue su primer partido en el Oracle Arena de Oakland ante la que será su nueva afición, el alero volvió a brillar con la selección de Estados Unidos en otra victoria fácil ante la selección de China. Los 50 puntos de diferencia (107-57) fueron de nuevo testimonio de la superioridad estadounidense ante un rival a años luz de poder plantarle cara incluso en un amistoso.

Kevin Durant, titular junto a sus dos nuevos compañeros y Draymond Green, además de Kyrie Irving y , empezó pronto a dar una muestra de lo que puede aportar en Golden State. El alero, con evidente ansia de agradar en su nueva casa, metió los 10 primeros puntos del Team USA tras solo 3 minutos de partido, abriendo la paliza ante una selección china donde su mejor jugador, Yi Jianlian, no pudo jugar por lesión.

No hubo mucha historia desde el arrebato anotador de Kevin Durant. Al final del primer cuarto, el marcador era ya de un claro 31-15, con Estados Unidos dominando de forma insultante en la pintura, con mención especial para DeMarcus Cousins. Ni siquiera la presencia de dos jugadores en China elegidos en el último draft como Zhou Qi y Wang Zhelin ayudaban a su selección a evitar otra paliza. Sin hacer un partido especialmente brillante en ataque, el 56-24 al descanso dejaba muy pocas dudas de la abismal diferencia entre ambos equipos por segunda vez en tres días.

En la segunda mitad, el protagonista fue Carmelo Anthony, recordando el jugador dominador que ha sido en otros campeonatos internacionales con la selección estadounidense. Un espectacular tercer cuarto del alero de los Knicks, quien anotó 16 de sus 20 puntos en este parcial, hizo todavía más escandaloso el marcador, empezando a crear diferencias de sonrojo para el campeón de Asia (84-39 a 10 minutos del final). Eso sí, el único jugador que se llevó cantos de MVP en el Oracle Arena no fue ni Durant ni Anthony, sino , quien hizo acto de presencia en primera fila para apoyar a la selección estadounidense.

El irrelevante último cuarto estuvo a punto de convertirse en memorable gracias a un espectacular intento de mate de 360º de DeMar DeRozan sobre el pívot Jia Chang que se quedó muy cerca de completarse. Por su parte, dio el susto de la noche por una distensión de gemelo que le dejó sin jugar en la segunda mitad, sin más interés que determinar la diferencia final entre Estados Unidos y China. Al final, fue un rotundo 107-57 que resumía perfectamente lo visto en Oakland.

DeMarcus Cousins, con 21 puntos y 11 rebotes (5 ofensivos), acabó siendo el máximo anotador del equipo estadounidense, acompañado por los 20 puntos de Carmelo Anthony, los 15 de Klay Thompson y los 13 de Kevin Durant (10 de ellos en los tres primeros minutos). Por China, Zhou Qi, recien seleccionado por el draft por los Rockets, lideró a su selección con 13 puntos. El Team USA seguirá su preparación en Chicago, donde se enfrentará a Venezuela el próximo viernes 29 de julio.

Emoción en Buenos Aires

En otro amistoso entre equipos olímpicos disputado este martes, la selección de Australia se impuso a Argentina en un emocionante partido disputado en el Estadio Cubierto de Tecnópolis de Buenos Aires. Los Boomers se impusieron por un ajustado 83-84, pese a ir por detrás en el marcador durante gran parte del partido. La mayor profundidad de banquillo de Australia acabó permitiéndoles la remontada y el triunfo.

El veterano ex-NBA (16 puntos y 8 rebotes) y Brock Motum (14 y 8) fueron los mejores de la selección australiana, mientras que Argentina siguió confiando en su vieja guardia. (27 puntos), (22 puntos en 22 minutos) y Andrés Nocioni (13 puntos y 5 rebotes) fueron el motor del equipo entrenado por Sergio Hernández, que también se ilusionó con más buenos minutos del recuperado (7 puntos). La falta de alternativas más allá de sus veteranos, eso sí, fue la perdición de Argentina en este amistoso.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

El repentino adiós de Amar’e Stoudemire

Los Kings quieren dedicarle una calle a David Stern

Siguiente