Kevin Garnett insinúa que sus Celtics forzaron a LeBron a irse a Miami


“No nos importaba una mierda LeBron. No le teníamos miedo y no creíamos que pudiera ganarnos”, comentó el campeón con Boston

Kevin Garnett cree que los Boston Celtics fueron la razón por la que LeBron James se decidió a salir de Cleveland y a formar el trío de la muerte, Big Three, en los Miami Heat allá por el verano del año 2010.

Los Celtics habían eliminado a los Cavaliers de James en su camino hacia el título en dos ocasiones, 2008 y 2010, y por ello el exjugador cree que la paciencia del ’23’ se consumió con mayor rapidez en Ohio. De ese modo, Garnett insinuó este miércoles que aquellos Celtics, los que él lideraba y que también poseían un trío dorado, fueron la principal explicación por la que LeBron James abandonó Cleveland y se unió a los Heat.

“Destrozamos a LeBron. ¿Entiendes cómo acabó en Miami? Él estaba tratando de consolidarse porque no quería toda la presión sobre sí mismo”, pudo comentar Kevin Garnett en el podcast de Bill Simons (The Ringer) en una tertulia en la que estaba también el actor Adam Sandler.

Garnett se encuentra en estos momentos promocionando una película en la que actúa con el citado actor hollywoodiense (hablamos de ella en el último episodio del podcast de Extra nbamaniacs). Y de paso que estaba de campaña con su nueva faceta delante de la gran pantalla, en una película que guarda relación con las finales de la Conferencia Este de 2012 disputadas entre Heat y Celtics, Garnett aprovechó para atizar a gusto a LeBron James.

“En los Celtics no nos importaba una mierda LeBron. No le teníamos miedo y no creíamos que pudiera ganarnos a nosotros cinco (equipo de los Celtics del Big Three)”, siguió añadiendo el belicoso Garnett. Era todo corazón (y más cosas) en la pista, por lo que su faceta como actor de moda tampoco podía estar muy alejada de eso. Lo raro sería lo contrario.

Finales del Este 2012

El campeón con los verdes también insinuó que la victoria de Miami sobre Boston en 2012, en las citadas finales del Este (4-3 para Miami) formó parte de un plan superior; de algo que escapaba al control de su antiguo equipo. “En la Liga había una agenda y nosotros no éramos parte de esa agenda. Así es como acabaron ganando esas series”, seguía opinando Garnett.

Aquella eliminatoria pasó a la historia por su naturaleza de lo más disputada. Los Heat se pusieron rápidamente 2-0, a lo que los Celtics respondieron con dos golpes seguidos: 2-2. El quinto encuentro se celebraría en Miami para que los Heat dieran el estoque previo a la puntilla, sin embargo Boston se llevó el partido contra todo pronóstico (3-2). En los dos siguientes triunfó Miami para pasar a las Finales, en las que venció a los Thunder. En aquellos dos encuentros finales ante los Celtics, LeBron mostró sus entonces mejores cartas como profesional (45 puntos y 15 rebotes en el penúltimo y 31 y 12 para clausurar la serie). Todo un espectáculo global que elevó el nivel de la Conferencia Este en aquellos playoffs.

El recuerdo de aquella serie histórica, no obstante, no es tan grato para Kevin Garnett, que piensa que Miami obtuvo determinadas ayudas para salir triunfador. Eso, además de apuntarse la marcha de LeBron de Cleveland.

(Fotografía de portada: Adam Glanzman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.