Kevin Love, hospitalizado en Denver tras recibir un codazo en la cabeza


La maldición de Kevin Love en abril (lleva tres años sin ganar un partido en el último mes de competición) continúa. La estrella de los Timberwolves ha tenido que pasar la noche en un hospital de Denver por culpa de un codazo involuntario del pivot de los Nuggets, JaVale McGee, que le obligó a ser evacuado del Pepsi Center.

El diagnóstico de su lesión, que se produjo en el primer cuarto, fue de una conmoción cerebral moderada y un esguince cervical, según anunció la propia franquicia. El impacto con el codo de McGee le dejó K.O. durante unos instantes en los que estuvo tendido en el suelo, con claros síntomas de conmoción. Finalmente, Love pudo salir de la pista por su propio pie, aunque ayudado por dos asistentes.

“Vamos a rezar por él y asegurarnos de que está sano, porque le vamos a necesitar”, afirmó su compañero Derrick Williams en declaraciones recogidas por el Star Tribune. “Cuando hay una lesión en la cabeza, es bastante malo”.

Love se perderá el partido de este jueves que los Timberwolves juegan en casa ante los Clippers, y salvo sorpresa no volverá a jugar esta temporada, ya con su equipo virtualmente eliminado y con sólo siete partidos por disputar (cinco de ellos en los próximo siete días). Los Wolves, pese a la ausencia de su estrella, dieron la cara en Denver, y acabaron perdiendo por un ajustado 113-107.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.