Kevin Love sufrió un ataque de pánico durante un partido


Pocas veces vemos a los jugadores de la NBA mostrando abiertamente sus sentimientos, algo que queda reservado a momentos muy concretos de sus carreras. De eso nos habla hoy Kevin Love. El ala-pívot de los Cavaliers, uno de los mejores jugadores de la competición y ganador de un anillo, se sincera en The Players’ Tribune para darnos a conocer uno de los momentos más duros de su paso por la Liga.

Nos remontamos al pasado 5 de noviembre de 2017. Cleveland recibía a Atlanta Hawks en The Q, un partido en principio asequible –acabarían perdiendo– y en el que Love solo jugó 16 minutos en lo que la franquicia explicó que se trataba de una baja por enfermedad. No fue tan sencillo.

Love, abriéndose tanto con seguidores de la liga estadounidense como con aquellas personas que pasan por crisis psicológicas, explica exactamente qué pasó ese día y cómo ha cambiado su punto de vista sobre la salud mental.

Durante 29 años pensé que la salud mental era problema de otros. Sabía que a cierto nivel algunas personas se beneficiaban de pedir ayuda o abrirse, pero nunca pensé que eso fuera para mí. Yo lo veía como una forma de debilidad que podía acabar con mi éxito en los deportes o hacerme sentir raro o diferente. Luego vino el ataque de pánico.

Cuando llegué al banquillo sentí que mi corazón se aceleraba más de lo normal. Entonces tuve problemas para recuperar el aliento. Es difícil de describir, pero todo daba vueltas, era como su mi cerebro intentase salir de mi cabeza. Lo sentía grande y pesado. Tenía la boca seca.

Recuerdo a nuestro entrenador asistente defensivo gritando algo sobre un sistema defensivo. Asentí, pero no escuche demasiado de lo que dijo. En ese momento, me estaba volviendo loco. Cuando me levanté para salir, sabía que no podía volver a entrar a la pista, literalmente no podía hacerlo físicamente.

 

Iba corriendo de una sala a otra como si estuviera buscando algo que no podía encontrar. Realmente solo esperaba que mi corazón dejase de correr. Era como si mi cuerpo intentara decirme: ‘estás a punto de morir’. Terminé tirado en el suelo de la sala de entrenamiento, acostado sobre mi espalda, intentando conseguir el suficiente aire para respirar.

Espera ayudar a otros

Love terminó en el hospital, donde fue revisado sin que los resultados mostrasen lesiones de ningún tipo. Más adelante el equipo le ayudó para ir a ver a un terapeuta. Love admite que fue difícil mostrar sus sentimientos, pero invita a que todos los que se encuentren en una situación similar lo hagan.

Todos llevamos dentro cosas que nos duelen y pueden lastimarnos si las mantenemos enterradas en nuestro interior. No hablar sobre nuestras vidas nos priva de conocernos realmente a nosotros mismos y de tener la oportunidad de acercarnos a los necesitados… Si estás leyendo esto y estás pasando por un momento difícil, no importa cuán grande o pequeño te parezca, quiero recordarte que no eres raro o diferente por compartir lo que estás pasando. Todo lo contrario. Podría ser lo más importante que hagas. Lo fue para mí.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.