Klay Thompson: “Habríamos ganado las Finales si no me hubiera lesionado”

venía realizando unas Finales de la NBA para enmarcar. De lo mejor que se le recordaba como profesional. Se había tenido que perder el tercer encuentro y en el segundo había dado muestras de las tediosas molestias que le atosigaban, sin embargo el escolta de los Golden State incorporó capa a su uniforme de corto: pudo promediar un inaudito 58,5 en triples y 26 puntos en toda la serie, además de destaparse con actuaciones decisivas.

Contando con que en los Warriors faltaba Kevin Durant (hubiera sido otra historia), Klay tuvo que agigantarse. En el sexto encuentro estaba ya en 30 puntos y su influencia no paraba de engordar, con su equipo por encima en el marcador. Golden State amenazaba con llevar las Finales a un séptimo y agónico partido después de la ‘tragedia’ de KD y sus solo 11 minutos en pista durante la ronda decisiva. Y, entonces, agotando el tercer cuarto del sexto partido, el esfuerzo de toda la temporada también tocó y hundió a Klay Thompson: el escolta se lesionó la rodilla, ligamentos, y no pudo continuar sobre la pista más que para tirar un par de tiros libres. De hecho, esa lesión le mantendrá alejado de las canchas hasta el mes de enero o febrero, según las estimaciones actuales.

Resulta baldío pensar qué narrativa hubiera aguardado a los Warriors si Klay no hubiera terminado en la casa de socorro; no obstante el propio jugador compartió recientemente que el destino de aquellas Finales hubiera sido bien diferente si el mal fario no hubiera asistido también a la función. “Tal como yo lo veo, habríamos ganado si yo no me hubiera lesionado. Pero así es el deporte. Plantearse esas situaciones hipotéticas, qué habría pasado si tal o cual cosa… Es imposible saberlo. Es duro, pero hay que aceptarlo. Así son las cosas. Ahora me fijo en jugadores que se lesionaron contra nosotros en años anteriores y tengo más empatía con ellos”, pudo alegar Klay Thompson en unas declaraciones publicadas por The Athletic, en un reportaje con la firma de Marcus Thompson.

Klay hasta se atrevió a señalar que durante las pasadas Finales pudimos ver su mejor versión de siempre; esa con la que los Warriors estaban, poco a poco, capeando el temporal que les había empapado hasta los huesos en Canadá. “En esa serie se estaba viendo mi mejor versión en la NBA, de eso estoy seguro. Pienso en ello cada día. Es la parte del deporte que te llena de humildad: cuando crees que estás en tu mejor momento, pasa algo traumático. Pero creo que estaba en la cima de mi carrera NBA cuando llegó la lesión. En defensa, en el tiro… Creo que era uno de los mejores jugadores sobre la pista cuando estaba en ella. En otras rondas de playoffs o en las Finales del año anterior había cedido parte de responsabilidad, pero esta vez estaba más cerca de lo que nunca había estado de ser imparable”, podía añadir Klay en The Athletic.

Volverá mejor

Con anillo o sin él, los Warriors terminaron extendiendo el contrato de Klay Thompson por el máximo que tenía permitido el escolta (190 millones) y así conservaron la plena potestad sobre sus servicios para los próximos cinco años.

Klay no podrá regresar a las pistas hasta, mínimo, 2020, pero junto a Stephen Curry, D’Angelo Russell y Draymond Green conforma el actualizado núcleo duro de los Warriors, ahora empadronados en San Francisco. Precisamente esa versión más despiadada de sí mismo es la que el nuevo equipo de Steve Kerr espera poder disfrutar desde que sea posible. Esa manera de mirar al aro, de defender al mejor jugador del equipo rival, de sentirse imparable… Aunque para eso todavía quede bastante…

“Ahora me cuesta hasta visualizar que vaya a poder correr con normalidad. Veo los partidos de antes y me sorprende lo que hacía sobre la pista. Ya sé cómo está mi rodilla ahora pero creo que volverá mejor que nunca. No es una manera de hablar, lo creo de veras. Nunca estuve tan motivado como ahora. Por ahora estaba siendo un proceso fácil, concentrándome solo en mi recuperación. No había partidos, no había que ir al pabellón (el nuevo Chase Center de San Francisco) con mis compañeros… Pero cuando empiece la temporada va a ser muy duro”, decía Thompson, que se lesionó la rodilla ahora hace algo más de tres meses y medio.

No podrá iniciar la temporada y se perderá los primeros meses, sin embargo su versión 2019-20 podría ser la más amplificada de los últimos años. Ha dado su palabra.

(Fotografía de portada: Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Orlando Magic rechazó varias propuestas de traspaso por Jonathan Isaac

Los Raptors y Siakam trabajan en una extensión (¿máxima?) de contrato

Siguiente