Kobe Bryant escribe y dirige un anuncio que apunta a Gatorade

La vida de fuera de las canchas sigue dejando noticias interesantes relacionadas con el mundo del baloncesto. Este miércoles se entrenaron unos anuncios de la marca de bebida energética, BodyArmor, escritos y dirigidos por el ex jugador, que apuntan directamente a una marca muy conocida de la competencia.

“Gracias, Gatorade. Nosotros nos ocupamos a partir de ahora”. El anuncio muestra a cuatro deportistas haciendo cosas que pertenecen claramente al pasado y una voz les pregunta si hoy en día lo seguirían haciendo. Todos ellos contestan que no. Es una manera de afirmar que Gatorade es una bebida de hace muchos años y que es hora de cambiar a algo nuevo.

James Harden es uno de los protagonistas del vídeo publicitario. En su caso, sale a la cancha vestido como si fuera un gladiador. Algo que, claramente, hace tiempo que no se lleva.

Más caras conocidas

Harden y Bryant no son los únicos nombres relacionados con el baloncesto que han colaborado en estos anuncios. Kristaps Porzingis, jugador de los Knicks, y Skylar Diggins, jugadora de los Dallas Wings de la WNBA, también aparecen haciendo cosas del pasado y preguntándose si en el presente lo harían del mismo modo.

Porzingis escribe una carta a sus padres para que una paloma mensajera la lleve hasta Letonia.

También es curioso el vídeo de Skylar Diggins, donde aparece haciendo ejercicio junto a un aparato de música antiguo. Todos los anuncios terminan igual, con una voz preguntándose por qué tomar una bebida del pasado si ya no se hacen cosas del pasado.

Kobe, gran inversor de la marca

Kobe Bryant es el tercer mayor inversor de la marca. Mike Repole, CEO y fundador de la empresa, está muy contento por contar con el ex jugador de los Lakers en su equipo: “Cuando me junté con Kobe pensé que estaba obteniendo un jugador de baloncesto de élite con una gran visión. He terminado contando con un ganador de Oscar, de cuya creatividad nos beneficiamos profundamente. Él decidió invertir su dinero para ser parte de la marca en vez de llegar a un acuerdo de patrocinio”, afirma el empresario.

“Kobe ha hecho un gran trabajo”, continuó. “Tuve una idea y la destruyó en dos segundos. Me dije a mí mismo: ‘Ok, mejor me dedico a dirigir la compañía'”.