Kobe cede el testigo a los jóvenes


El cambio de era en la NBA es una constante que se repite a lo largo de la historia. Por ello, significativo fue el partido que jugaron anoche Minnesota Timberwolves y Los Angeles Lakers que finalizó con victoria para los locales por 123–122 tras una prórroga.

Era la última vez que Kobe Bryant y Kevin Garnett se enfrentaban en una cancha de la NBA, pero el foco recayó sobre dos jóvenes jugadores que fueron elegidos en las dos primeras elecciones del Draft 2015: Karl-Anthony Towns y D’Angelo Russell.

Y más aún cuando Bryant, autor de 11 puntos con 5 de 13 en tiros de campo, se sentó en el banquillo quedando casi 4 minutos del tercer cuarto y le dijo a Byron Scott que no le sacase más y dejase jugar a los que ya están llamando a la puerta. El escolta no volvió a jugar ni el último cuarto ni el tiempo extra.

Los jóvenes

Towns terminó con 26 puntos y 14 rebotes, Russell con 23 puntos, el tope de su carrera, y Julius Randle logró 20 puntos y 12 rebotes.

El base de los Lakers anotó 9 de los últimos 11 puntos de su equipo y llegó incluso a forzar la prórroga con una canasta mientras finalizaba el cuarto periodo.

Los californianos tuvieron ocasión de ganar el partido, pero los dos últimos lanzamientos de Roy Hibbert y Russell no entraron.

“Es un gran gesto de él sabiendo que podría haber dicho al entrenador que quería ese último tiro”, comentó Russell sobre el hecho de que Bryant dejase probar fortuna a los nuevos. “Probablemente lo hubiese metido”.

Kevin Martin registró su mejor partido de la temporada al lograr 37 puntos con 6 de 9 en triples. El jugador de los Wolves anotó 17 puntos en el último cuarto.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.