Kobe dice adiós en Philadelphia con una derrota


En el día en el que los focos estaban puestos en Kobe Bryant, los 76ers lograron evitar establecer un nuevo récord de derrotas seguidas para comenzar el año y ganaron a Los Angeles Lakers por 103–91.

El partido comenzó con un Bryant desatado que encestó tres triples seguidos y los 11 puntos iniciales de su equipo entre gritos de “¡MVP, MVP!”, pero a partir de ahí poco a poco los locales fueron adaptándose a la situación y en la segunda parte dieron la vuelta al resultado.

Robert Covington fue el máximo anotador del encuentro con 23 puntos, 5 rebotes y 4 asistencias, Jeremi Grant logró 14 tantos y Jahlil Okafor, Isaiah Canaan y Hollis Thompson aportaron 12 puntos cada uno.

La despedida del ‘24’ de su ciudad natal

Bryant, que terminó con 20 puntos y 5 rebotes con 7 de 26 en tiros de campo, fue ovacionado desde el primer momento. El público se volcó con él y la organización de los 76ers preparó varios momentos especiales para que el escolta pudiese ser reconocido.

Julius Erving y Gregg Downer, el entrenador de Bryant en su época de instituto en Lower Merion, saludaron a la estrella de los Lakers en mitad de la cancha antes del comienzo del choque.

“No esperaba este tipo de reacción. Lo aprecio mucho. Fue muy muy especial”, dijo Bryant sobre el comportamiento de los aficionados en declaraciones de las que se hace eco Associated Press.

https://twitter.com/GotEm_Coach/status/671881413541691393

Kobe y los triples

Bryant decidió anoche lanzar numerosos triples. Tantos como 17. El escolta apenas pudo anotar 4 de esos 17 tiros de tres puntos, firmando así el quinto partido de su carrera en el que lanza al menos 15 triples. Según ESPN Stats, en los cuatro encuentros anteriores de estilo Bryant había terminado con al menos 40 puntos.

Hacía 10 años que en la NBA no se terminaba un partido con un porcentaje de acierto en triples del 23,5% tras lanzar al menos 17 tiros desde el arco.

Un viaje que se puede hacer muy largo

Los Lakers, actualmente con un balance de 2–15 que es el peor de la Conferencia Oeste, iniciaron anoche una gira de 8 partidos fuera de casa con visitas a pabellones complicados.

Las marcas negativas de los 76ers

Philadelphia ha dejado la marca para el inicio de la temporada en 0–18, la misma que ya acumuló New Jersey Nets en la campaña 2009–10 y que hasta el momento es la peor de la historia.

“Me alivia por la ciudad. No queríamos que esta racha continuase”, dijo Brett Brown, técnico de los 76ers.

El récord que sí se han quedado los 76ers única y exclusivamente para ellos es el de derrotas seguidas con 28, la mayor cifra de tropiezos consecutivos del deporte profesional estadounidense.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.