Kristaps Porzingis pierde en su regreso a Nueva York

Los fans del Madison Square Garden abuchearon al letón

se ha convertido en el enemigo público número 1 de la afición de los New York . Y anoche quedó más que demostrado en su vuelta al Madison Square Garden desde que se certificase su salida el pasado 31 de enero.

La exigente afición de los Knicks ni siquiera respetó el himno nacional. En cada posesión o cuando le enfocaba el vídeo marcador no dudaban en increparle. No se respiraba un ambiente de tal calibre desde la década de los 90 cuando peleaban por cotas mayores en la liga. Y precisamente ese ambiente hostil permitió a los neoyorquinos sumar su tercer triunfo de la temporada y el segundo consecutivo ante los Dallas por un ajustado 103-106.

“Nadie diría que me afectó. Lo escuché. Por supuesto. Fue bastante ruidoso. Pero intenté hacer mi juego, mantener la concentración y no pensar demasiado en lo que estaba ocurriendo en el exterior”, explicó Porzingis.

El joven letón selló su regreso con 20 puntos, 11 rebotes, 3 tapones y un 7/17 en tiros de campo. Por su parte, su compañero sumaba el quinto triple-doble del curso y el segundo consecutivo frente a los Knicks con 33 puntos, 10 rebotes y 11 pases de canasta.

Y del villano pasamos al héroe de la noche: . El gemelo de los Knicks lideró la ofensiva con 20 puntos, 5 triples y la canasta que decidió el partido. En las doce jornadas que llevamos disputadas el alero natural de Philadelphia ha demostrado ser el mejor refuerzo veraniego del dúo Mills y Perry.

Y el supuesto nuevo jugador franquicia de los Knicks, Julius Randle, poco a poco va adaptándose a su nuevo equipo y ante Dallas agregó un nuevo doble-doble con 17 tantos y 10 rebotes, aunque obtuvo hasta 6 pérdidas de balón. Asimismo, cabe destacar la aportación de la segunda unidad con tres jugadores en dobles dígitos de anotación: (16 puntos y 8 rebotes); (13) y (10).

Resurrección de Smith Jr.

Dennis Smith Jr. se enfrentaba a su ex equipo en uno de los peores momentos de su carrera deportiva. Tras ausentarse siete partidos por la muerte de un familiar cercano, el base volvía a la actividad inmerso en un mal juego que apenas le había permitido ser él mismo. Hasta la fecha acumulaba un 1/14 en tiros de campo, pero anoche pudimos ver su mejor versión con un partido bastante completo: 13 puntos, 8 rebotes y 6 asistencias, y marchándose hasta la treintena de minutos.

“Simplemente me siento agradecido”, reconoció Smith Jr. “Me alegro de estar jugando. Me alegro de estar ahí fuera con mis compañeros. Me alegra tener a personas que creen en mí. Así que solo siento mucha gratitud”, explicó.

(Fotografía de portada: Ronald Martinez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los Bucks y Antetokounmpo mantienen el pulso en el Este

Los Suns certifican su mejor inicio de temporada de la década

Siguiente