Kupchak, sobre Kemba Walker: “Había que dar un paso atrás”

El general manager de Charlotte asegura que hubo cierta sorpresa en la franquicia cuando el base entró en los mejores quintetos del año

Ocho años, dos apariciones en playoffs y fin. La historia de en Charlotte , donde por un momento pareció que podría marcar una época, ha terminado este verano con su salida a Boston Celtics sin que los de Carolina del Norte hicieran todo lo posible para mantenerlo en plantilla. Lejos de lo que se anunció en abril, cuando aseguraba que lo darían todo para retener al base All-Star, llegado el momento de la verdad prefirieron ofertar a la ‘baja’ con cinco años y 160 millones de dólares. Parece un gran contrato, sí; el problema es que había 60 millones de diferencia con el máximo que podía percibir Walker.

Para sorpresa de la franquicia, tal y como admite el propio Kupchak, Kemba entró entre los mejores quintetos de la temporada, lo que lo convertía directamente en elegible para percibir un contrato súper máximo. Aquí pudo estar uno de los problemas. En Charlotte querían seguir con Walker, pero no querían que eso les cerrase otras opciones de cara al futuro, y mucho menos que les llevase a pagar impuesto de lujo; algo que Michael Jordan entendía absurdo en un equipo que no estaba preparado para competir en playoffs.

Con esas premisas, el resultado lo conocemos todos: Kemba Walker se marchó a Boston con un acuerdo de cuatro años y 141 millones de dólares. Kupchak está convencido de que hicieron lo correcto: “Pasamos grandes años con él y no llegamos a playoffs. ¿Qué nos hace pensar que el próximo año será diferente? Había que dar un paso atrás, ver dónde hemos estado y hacia dónde vamos. Trazar un plan que nos brinde la mejor oportunidad de construir algo sostenible durante más de un año o dos”, explica a Charlotte Observer.

En Carolina del Norte parecían tener bastante claro que Walker solo continuaría bajo ciertas condiciones económicas. Entonces, ¿por qué no traspasarlo antes? Cuestionado por ello, Kupchak, quien dirige la oficina de los Hornets desde abril de 2018, señala que preferían apurar las opciones de renovar al point guard. “Casi todas las ofertas que llegaron giraban en torno a elecciones del Draft, estando siempre protegidas. Si decides algo así, estás diciendo que vas reclutar a un adolescente. No sabes cómo de bueno será y tardarás además tres o cuatro años en desarrollarlo para ganar valor. Queríamos mantener a Kemba en las condiciones adecuadas”.

Rozier, sustituto adecuado

En la agencia libre Charlotte cambió cinco años y 160 millones de Kemba por tres años y 57 millones de Terry Rozier. ¿Han salido ganando o perdiendo? Es imposible saberlo. Varios analistas entiende que se ha pagado demasiado por Rozier, pero desde los despachos de los Hornets pueden pensar que se han ahorrado 100 millones de dólares para acabar obteniendo un base joven con futuro. El técnico del equipo, James Borrego, no entra en cuestiones económicas, pero sí se muestra convencido de que les aportará mucho.

“Va a ser quien establezca todas las noches el tono del equipo como líder y competidor que es desde el puesto de base. Compite a ambos lados de la cancha por igual. Es un defensor de alto nivel. En términos ofensivos, tengo que acomodarlo en nuestro sistema. Es un chico que tiene mucho que demostrar, ya que es la primera vez que estará ahí fuera como base titular”, sentencia.

(Fotografía de Lintao Zhang/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Wade cree que Carmelo Anthony debería estar en la NBA